Ciudad, Información General

Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante

De prostíbulos y prostibularios. “Flor de moco” se mandó el oficialismo no sólo con el proyecto de ordenanza, sino también con los justificativos de la marcha atrás, que impulsó el S.I.M. sobre la habilitación precaria de La Posada. Pulti ya no repara en gastos políticos que lo envuelven en un escándalo nacional.

Con o sin decálogo, es lo mismo. Bruzzetta quien se fue y volvió por sus fueros (el enclave al que pertenece) ya había sido desplazado del área de Inspección General. Y se mandó con una explicación, que llenaba todo de dudas o de ignorancia, sobre cuál es la definición o desenvolvimiento de un prostíbulo, cayendo más en el ridículo.

Ya le habían “echado Flit”. El presidente del Concejo Deliberante, arquitecto Marcelo Artime, había respirado el año anterior cuando Bruzzetta, tuvo que dejar el Departamento Ejecutivo.“Nos operaba con Filippini dentro del bloque con la letra de Lalanne y Niella” dijo sin eufemismo el titular del H.C.D. Este episodio de La Posada, da tela para cortar. ¿O hay qué pensar en la inocencia de los protagonistas? O lo que es peor en el pseudoargumento “Menos mal que nos avisaron, así lo retiramos a tiempo”, se atajó el intendente. No se puede ser tan chabacano.

Siempre estoy volviendo. En este caso son dos ex funcionarios, que formaron parte del recambio. Uno había partido y lo convencieron para que vuelva. El otro debió marcharse luego de incursionar sin éxito por Inspección General. De éste último no se acuerdan bien en el gobierno municipal, es más lo responsabilizan de haber sembrado el caos en esa dependencia.

El tema son las vacaciones. Que no les han pagado luego de haber jugado en la causa de Acción Marplatense. Ellos son Juan José Arteaga y José María Lopetegui, quienes padecen el mismo problema, no pueden cobrar las vacaciones que devengaron sus cargos políticos. Ya tocaron todos los timbres.

¿Falta de plata o mal humor? Lo cierto es que ya reciben asesoramiento pertinente, en redacción de sendas cartas documento, reclamando los haberes que en ese concepto todavía no les han abonado, a pesar de que hace meses dejaron de ocupar lugar, en la generosa planta política de G.A.P. Todavía no aciertan en explicarse el motivo, se trata de una razón presupuestaria, o una cuestión de revancha. Por lo pronto, la vía legal es el camino cuando se agotó el diálogo, la paciencia y la tolerancia.

Flor de papelón. El de Ernesto Lenzo,  delegado municipal de Batán y afín al diputado provincial Juan Garivoto. El funcionario fue sorprendido cuando cometía una infracción de tránsito, de la cual se hizo cargo y está dispuesto a redimirse, con las excusas y disculpas al personal que actuó en la ocasión.

Los archivos son crueles. Una semana antes el propio Lenzo, había salido con los tapones de punta, por la falta de señalización y el estado de la ruta 88, en cuyo kilómetro 15 perdieron la vida dos vecinos de Batán. El reclamo de Lenzo se hizo público debido a esa tragedia, pero una semana después, parece que las señales de tránsito eran su problema, y como eludirlas también.

El mismo rincón, la misma foto. El movimiento transversal se quedó sin aire, sin embargo algunos que formaron parte de la iniciativa, aún perduran defendiendo el proyecto y tratando de agrandar el espacio del ex presidente Néstor Kirchner, que ha superado un mal episodio de salud, justo en el comienzo de un fragoroso futuro político.

En la foto los más representativos fueron Adela Segarra y Daniel Rodríguez, otros desaparecieron. Ahora bregan con escaso éxito, tratando de infundir el miedo a los monopolios periodísticos y a la “verdad revelada” de papel prensa.

La hora del recambio. De ese armado participaron en el 2007, Daniel Katz y Gustavo Serebrinsky, merced al mismo se convirtieron en diputados nacionales, como descoloridos radicales K. Pero ahora Segarra y Rodríguez repiten la foto sin ellos al lado. Podrían aparecer reemplazantes como Artime, Rosso, Palacios, Pezzatti, u otros, para completar la escena. Pero por el rumbo de los acontecimientos esa foto será difícil de repetir, difícil que éstos agarren viaje. Aunque Sancho “cosa veredes, que non crederes”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*