Ciudad, Política

Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante

La eficiencia de la ineficiencia. Uno de los términos que más  se le escuchó a Pulti en su conchabo de concejal de décadas, fue el cuestionamiento a la eficiencia. La rumbosa creación de la ARM (Agencia de Recaudación Marplatense), la Casa de Mar del Plata en Capital Federal y el Departamento de Inspección de Tránsito, son (sólo por ahora) emblemas de un desquicio y despilfarro de dinero públicos.

Oficialistas mudos. Estos tres temas no son defendidos desde la cara política del gobierno municipal; se terceriza el mecanismo de recaudación y recupero de deuda; se pagan siderales sueldos en un organismo que no tiene sede desde hace meses y no podrá justificar funcionamiento alguno en la “sede” porteña; y todavía se espera saber qué pasó con las 50 fichas de trabajadores ausentes en sus lugares de trabajo en la Avenida Libertad. ¿Cuánto dinero se fue en estos tres ítems?

Sigue vendiendo humo. Están en el repechaje los cobistas. Se reunieron en parrilla del Barrio de Retiro y el ex intendente Daniel Katz sólo tuvo frases balbuceantes, para explicar que tiene que ir a la promoción sin ventaja deportiva. Algo así como estar condenado al descenso de antemano.

Hay funcionales a Cobos. Asistió a la comilona, el vicepresidente de la Nación Julio Cleto Cobos, quien no está dispuesto a comerse otra paliza, en el territorio bonaerense, liderando a los traidores seriales como el diputado Katz. En la UCR local todavía hay quienes le son funcionales, pero los correligionarios ya le sacaron las fichas y así lo reflejaron en las urnas. Es duro el camino del retiro luego de haber disfrutado de la prosperidad mal habida.

Con las defensas bajas. El presidente del HCD arquitecto Marcelo Artime, goza de una semana de descanso. A su complicación bronquial de la semana anterior, le debió agregar algunos días de relax, ya que la mano viene pesada y complicada. Debió salir al ruedo para bajar los decibeles de la política. El jaleo del expediente de la licencia de taxi para una rifa, le desacomodó los tantos.

De Tribunales ni hablar. Si algo no hubiera aconsejado a su bloque era presentar una denuncia penal. Tampoco se le adjudica a Diego Monti ni a María Eugenia, la autonomía necesaria para asumir esa decisión, sin una orden superior. La misma habría partido desde la privada donde el S.I.M. habita una confortable gestión, que se defiende arriba en el recinto, para evitar ulterioridades.

No son garantistas. Ni lerdos ni perezosos los radicales le apuntaron a la inexperiencia de María Eugenia y Diego Monti, aduciendo que se rompían las reglas de convivencia política. Artime, en reposo, debió bajar a la banca para pedir que se levante la mira en la discusión política. ¿Qué es eso de ir a la justicia por un expediente que desapareció?

Justo ese era el punto. No se salvó nadie, todos quedaron pegados, por cuestiones de forma y cuestiones de fondo. Amateurismo, improvisación y mucha flema, hicieron que se saquen los pies del plato, justo en el Concejo que recibió un premio precisamente por la prolijidad de su funcionamiento. Con esto se van al descenso.

Pero les saltó la térmica. ¡¡¡ Y cómo !!! El bloque de la UCR estuvo a punto de romperse, se dobló al mango, pero se mantuvo enhiesto, para ir en defensa de las normas de procedimiento, que casi involucró a todos sus miembros. Aparecían Maiorano, Abud y Rizzi interviniendo en la hoja de ruta de la licencia de taxi para discapacitados.

Y en el otro rincón. Acción Marplatense, el bloque del ex Partido de la Ciudad, donde las internas están más que florecientes. Los históricos, los recién llegados y los hombres de la Agrupación El General. La renovación de autoridades que dejó la poltrona de Rosso, en manos de Laserna, no fue tan inocua como salió a la luz. Sino que quedaron resabios, incómodos se sintieron entre todos.

No hay mensaje aglutinante. Y por eso la necesidad del relax de Artime, que ya está saturado entre la inexperiencia, la falta de conocimientos y de cintura política. El presidente del Concejo tiene la cabeza como un bombo. Encima está cada vez más complicada la relación con su jefe político. Ya no le caben dudas, que no titubearán si lo tienen que tirar a la parrilla. Espera generar anti cuerpos antes que una gripe mal curada se le complique.

Tras el examen electoral. La nueva conducción de la UCR en la Provincia, se hizo presente en la asunción de las nuevas autoridades partidarias. La lista única que encabezó Luis Rech, tuvo el privilegio de recibir a Miguel Bazze, el compañero de Ricardo Alfonsín, quien fue muy requerido en la ciudad.

Se arma la construcción. Bazze mantuvo conversaciones y rueda de café con los dirigentes del GEN que lidera Margarita Stolbizer. Los ánimos de coincidencia y de una lista de consenso fue el eje del encuentro. La mala experiencia del 2007 no quiere volver a repetirse. Uno de los participantes del encuentro confió que hubo beneplácito con el triunfo de Alfonsín en la provincia y en la ciudad. “Todos estamos en la reconstrucción” y eso se facilita “con la lista que ganó”, aseguró un “Margarito”.

Los comentarios están cerrados.