Ciudad, Política

Visto, oído y comentado en el H.C. Delirante

Del ridículo no se vuelve. Tras nuestro anticipo de que la llegada de Maruba era un negociado, se cayó la careta demasiado rápido. Es que los subsidios ya se agotaron y hace falta liquidar reservas, para sostener los negociados, que siempre termina pagando el Estado, es decir con el dinero de todos los argentinos, como el denominado Futbol para Todos, donde se sostenía que no iba a costar un peso.

No pegamos una. Ahora estamos sin fletes marítimos en una ciudad portuaria de una zona clave. Sale la exportación de todo el centro y sudeste bonaerense. Sólo hay dos vuelos comerciales de Aerolíneas Argentinas, siempre y cuando el hijo de Recalde no vaya a ver algún partido de la selección con sus amigos. Tampoco parece ser que habrá T.A.V. (tren de alta velocidad), pese a que el intendente Pulti había pedido ponerle onda, al anuncio de CFK. Estamos en problemas.

Confundir con los anuncios. Scioli, Pezzatti, Pulti y Tettamanti entre otros, salieron en tándem a celebrar que Maruba como por arte de magia iba a reemplazar a las dos empresas navieras más grandes del mundo, que se iban del puerto marplatense por falta de rentabilidad. Maruba arrancó pero ante la falta de subsidios estatales ya dejó de operar. Era un  negociado estaba cantado, pero lo anuncian como un acierto, a través de la cadena oficial informativa del multimedios La Capital.

Y sigue el sainete. La concejal Vilma Baragiola se animó y por Radio Nativa dijo que al único que le cierran los hermanamientos es a Horacio Tettamanti. Cómo también lo adelantamos en San Petersburgo, había mucho filo y coincidencias de asociaciones y actividades. Ya el estado bolivariano, con sus barcos cisternas, dejó de ser un cliente confiable y hay que hacer nuevos contactos. Desde la producción se sabe bien cómo rinde la mano de obra chatarra, cuando su valor en pesos puede cobrarse en euros, es cuestión de astilleros. Vilma dio en el blanco.

Pero dejó sus discípulos. Carlitos Theiler tuvo el premio de su militancia. Dejó el sillón del SMATA por un rato y cuando vino lo encontró ocupado por Martín Paci, quien era el primer candidato a concejal cuando Tettamanti, amagaba en 2007 con ser candidato a intendente. A Theiler se le consumió su tiempo rentado como dirigente gremial, y ahora como el ingeniero naval, vive de su conchabo político municipal, aunque más ajustado.

Le buscaron un lugar. Es que “Carlitos” había quedado desocupado y el Estado benefactor, “casualmente” lo ubicó en la Secretaría de la Producción. El ex secretario general de SMATA arregla los entuertos, mientras su jefe trabaja denodadamente buscando inversiones en el extranjero.

Y lo arreglamos con un subsidio. Había que parar a los trabajadores de El Amanecer y la promesa de un subsidio de $ 600.- estuvo a la orden del día. ¿Cuándo lo cobrarán?, ese es otro problema. Pero había que sacarse a los manifestantes de encima. El tema es que en El Amanecer no hay leche, desde hace mucho tiempo.

Hay que ordeñar el Estado. El festival de subsidios ya había llegado a La Serenísima. La empresa de General Rodríguez fue salvada por el gobierno nacional, cuando Hugo Chavez cayó en cesación de pagos. El amigo de los K se retiró del mercado por la crisis venezolana y La Serenísima comenzó a cobrar subsidios, con los cuales mejoró el precio de los tamberos, a tal punto que dejaron sin leche a El Amanecer. Esta es la verdad de la milanesa, que no sería distinta a la de SADOWA y a la de Maruba.

Y los conflictos estallan.  El estratégico manejo de las reservas y el canje de deuda están directamente vinculados a todas estas cuestiones. Hay que seguir buscando fondos para sostener los subsidios. El Amanecer, SADOWA, Maruba son algunos ejemplos domésticos. El problema es que ya van a golpear las puertas de Yrigoyen 1627, y el problema es que no va a alcanzar para todos.

Ahora Moyano es un competidor. A Hugo ya lo miraban como expectante, pero tras el lamentable ACB del vice gobernador Alberto Balestrini, el camionero se ha convertido en un rival de sumo cuidado para la política en el P.J. El líder de la CGT no ha ocultado sus intenciones de ser gobernador.

¿El sucesor de Scioli? En el mejor de los casos, Balestrini deberá mantenerse bajo cuidados intensivos para su total recuperación. De no ser así Moyano ya tiene decidido competir por la gobernación. El Hombre del Camión (el título del libro de Emilia Delfino) moverá su poderosa organización gremial que se encolumnará detrás de su candidatura, además como presidente 1º del P.J. de la Provincia de Buenos Aires. Para un peronista no hay nada mejor que otro peronista.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*