Opinión

Visto, oído y comentado en el H.C.Delirante

Malcolm.
Malcolm.

No renegar de las fuentes

Ya habían pasado los chorizos, las morcillas y los mozos interrumpieron el servicio, ante un aplauso generalizado de los comensales. Todas las miradas convergieron en la puerta de entrada del quincho del segundo piso del Club Mar del Plata. No era para menos, acababan de ingresar el intendente Gustavo Pulti, su esposa Lucila y Estela la hija de ambos.

La militancia como valor supremo

Allí se le rendía un cálido reconocimiento a Antonio Pereira, diputado nacional por el MID, durante la presidencia de Arturo Frondizi. Pereira fue un fiel intérprete de la política desarrollista, que impulsó el ex presidente de la Nación que implementó la política petrolera, que llevó al país al autoabastecimiento.

Haciendo un poco de historia

La trayectoria del intendente nos dice que tuvo muchos coqueteos políticos. Pero en el momento en el que fue invitado a hacer uso de la palabra, se reivindicó como un viejo desarrollista, que no se apartó de la huella. Es más, una de sus abuelas, justicialista ella, fue la inspiradora de su inserción en el desarrollismo, según narró el intendente.

Con viejos conocidos

Y así lo dejó expresamente manifestado y recordó a cada uno de sus compañeros, de militancia por su nombre de pila, en su época de estudiante universitario, cuando a los 18 años dejó la ciudad de Dolores, para ingresar a la UNMDP. Hurgó en su memoria, y sacó a relucir los principios del MID, partido político que integraba cuando formó parte de la lista que llevó a Mario Roberto Russak a la intendencia.

Como si fuera un pibe

Como no podía ser de otra manera, el homenajeado Antonio Pereira, dio una lección de lucidez personal y política. Muy próximo a cumplir los 84 (16 de noviembre) Antonio en unos pocos minutos, habló de las adversidades que debió enfrentar Frondizi. Y recordó entre las anécdotas vividas cuando el ex presidente de la Nación bajó de la comitiva oficial a un edecán militar, que osó sugerirle quién podía y quién no viajar a Montevideo, en la primera salida del país que hacía Frondizi durante su presidencia.

¿Y el Angel Rubio?

El presidente de la Comisión de Turismo de la Cámara de Diputados de la Provincia, Daniel Rodríguez, exhibió nuevamente su férrea conducta a la obediencia debida partidaria. “El Angel Rubio” (igual que Alfredo Astiz), como lo recuerdan sus compañeros del casino, no abrió la boca para alinearse junto a autoridades locales y cámaras empresarias que trataron de impedir el corte de la Autovía a la altura de Lezama.

El pato se conoce por su…

Los muchachos de la pala y el rastrillo, lo exoneraron de su gremio, y le recuerdan a menudo su actitud en la década del ´90. Durante la misma y bajo su conducción, en el Sindicato de Empleados de Casino se perdieron muchos de los beneficios que gozaban. Las máquinas electrónicas (Menem-Duhalde), los dejaron sin la generosa caja de empleados al eliminarse las mesas de juego artesanal. La democracia lo ha tenido como un espectador de lujo, evidentemente. Combatió a Garivoto, Katz y Pulti, entre otros, huelgan más precisiones.

Un muy mal momento

Empleados municipales que adhirieron al quite de colaboración de los operarios del EMOSUR, creyeron en un momento que la tensión iba a derivar en un hecho de lamentables consecuencias. Es que se sintieron “ninguneados” por el secretario de Obras, ingeniero Manuel Regidor, que intentaba explicar con ortodoxia “por qué se había perdido un cheque de la administración central”.

No era para menos

El cheque que se había perdido era nada menos que la transferencia del monto, que debe aplicarse al pago de los sueldos. Para colmo los integrantes de los “cooperativizados” del predio de disposición final lograron cobrar ante la clásica maniobra de presión, recurso que utilizan para conseguir sus objetivos. A Regidor le dijeron de todo, pero también fueron prácticamente totales los destrozos que produjeron en la Base Rosales, especialmente las baterías sanitarias que quedaron inutilizadas.

El “chivo” de Vilma

Mirtha Legrand invitó a su mesa, una vez más, a la diputada nacional Vilma Baragiola. La señora de los almuerzos reconoce a la diputada nacional su intervención en la ley contra la obesidad, de la cual Vilma fue su principal impulsora desde su banca en el Congreso de la Nación.

Y Mirtha la hizo desfilar

“Chiquita” totalmente lanzada en su papel de conductora de sus famosos almuerzos no dudó en solicitarle a Vilma que se levante de la mesa de los invitados, para hacer unos pasos, tal cual un desfile de modelo, para que Baragiola pueda exhibir ante las cámaras su nueva figura estética luego de la operación (by pass gástrico) que la tuvo al borde mismo de la muerte.

Vestida para la ocasión

Ocupar la mesa de la diva, es uno de los clásicos de la televisión argentina, y no son pocos los que se desviven, por tener un lugar junto a la diva. Seguramente a Vilma los nervios la traicionaron en un momento inesperado. Y pasó el aviso de Chatelet. Mirtha dudó un poco, como que le iba a facturar el aviso, pero finalmente también ella retribuyó los saludos para los propietarios de la casa de modas ubicada en Mitre y San Martín.

Un comentario

  1. JAJAJAJAJAJAJAJAJAJAJA, EL ANGEL RUBIO, TAL CUAL….ESQUE EL MUCHACHITO GRANDE GOZA DE POCA MEMORIA PARA MUCHAS COSAS, DIRIAN LAS VIEJAS Y LAS BRUJAS TODO VUELVE EN ESTA VIDA…OJO….HABEMOS GENTE GRANDE COMO ANTONIO PERO NI DESMEMORIADOS NI BO…..DOS

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*