Arte y Cultura

Victoria Carreras, “groove a full”

Sin playa. La actriz asegura que este verano va a extrañar Mar del Plata. Es que hará temporada en Villa Carlos Paz.
Sin playa. La actriz asegura que este verano va a extrañar Mar del Plata. Es que hará temporada en Villa Carlos Paz.

Por Virginia
Ceratto

Después del exitoso unipersonal Quién dijo que era buena, del que es autora y protagonista, Victoria Carreras vuelve por una noche a Mar del Plata integrando el cuarteto de Nosotras que nos queremos tanto, pieza del brasileño Miguel Falabella, dirigida por Víctor García Peralta, quien se aventuró a volver a la Argentina -en un impasse de su formidable carrera en Brasil- para dirigir esta obra, que cuenta además con la actuaciones de Norma Pons, Marta González y María Rosa Fugazot.

Victoria Carreras se sumó este desafío y aceptó el riesgo que implica saltar de un número puesto con Quién dijo… a otro proyecto, seducida por la propuesta de Javier Faroni -el productor- ya que “el unipersonal es fantástico, pero a la vez la química que se produce en un escenario con estas señoras de la escena es extraordinaria, y no iba a perder esta oportunidad de trabajar con estas mujeres excepcionales”.

Química indispensable para encarar una gira nacional y temporada en Carlos Paz: “es que afortunadamente la frecuencia e intensidad de los ensayos nos permitió una cotidianeidad súper aceitada que redunda en beneficios a la hora de subir a escena: arriba y abajo somos como una hermandad”.

La historia de Nosotras… es reconocible: amor y miserias, Victoria cuenta: “cuatro hermanas que a se reúnen en el velorio de su madre y comienzan a elaborar un duelo por momentos disparatado, una situación límite que desenmascara historias familiares ocultas, cuentas pendientes, amores, amantes. Cuatro hermanas que deben repartirse una herencia, no les resulta cómodo hablar de plata, en realidad no les resulta cómodo hablar… y lo hacen como pueden. Casi siempre con un humor filoso”.

Su personaje es Laura, la menor de las hermanas, el último orejón del tarro. Trabaja en un diario y prepara su tesis en comunicación social. Una mujer fuerte y sensata, capaz de llevar adelante su deseo, sus hermanas no pueden aceptar que sea lesbiana. “Amo este personaje, es diferente desde todo punto de vista y me resulta muy atractivo”.

La actriz reconoce que “igual voy a extrañar Mar del Plata en el verano” y agrega: “nunca hice temporada en Carlos Paz, por eso quiero disfrutar a pleno el estreno en el Teatro Güemes y la próxima filmación de La plegaria del vidente, película con producción de Mentasti y libro de Carlos Balmaceda que comenzaremos a rodar a principio de noviembre en la ciudad. Interpretaré una prostituta del puerto”.

“Además en Mar del Plata me encuentro con partes fundamentales de mi vida: la intimidad con mi pareja, el teatro y amigos incondicionales para compartir la buena mesa e interminables partidas de scrabel”, cierra Carreras.

Los comentarios están cerrados.