Destacado, Policiales, Política

Ventimiglia quedó en la mira, por la fuga de menores

Lo que era un simple trabajo de poda, dejó al desnudo como son espacios estancos, los que se ocupan de combatir la inseguridad. Según fuentes confiables en el mismo lugar del hecho, en enero se advirtió al doctor César Ventimiglia, sobre la existencia de lo que gráficamente constituía un puente entre el interior y el exterior del Centro de Contención de Menores. Una organización ecológica, no permitió que se proceda al corte de las ramas, según la información a la que pudo acceder mdphoy.com

Mientras tanto, según publica el diario La Capital el fiscal del fuero de Responsabilidad Penal Juvenil Marcelo Yanez Urrutia argumentó ante una consulta que “podría tratarse de un caso de negligencia” la fuga de cuatro menores del Centro Cerrado de Menores que funciona en Batán.

Asimismo, el funcionario anunció que elevará la causa directamente a la Fiscalía General para que se investigue la presunta “omisión del cumplimiento de los deberes de funcionario público” y el “facilitamiento a la evasión en forma negligente”.

Uno de los menores fue detenido por tenencia de arma recientemente y además se lo menciona en la causa que investiga el ajuste de cuentas del cual resultara asesinado Matías Ezequiel Chávez (20), el 13 de setiembre en el barrio Libertad.

Otro de los evadidos es un menor de 17, que se hallaba detenido por el homicidio del panadero Oscar Ramón Vázquez, ocurrido en la madrugada del 20 de abril pasado, en 214 y Ayolas, cuando la víctima fue asaltada y golpeada con una barreta de grandes dimensiones.

Los otros dos afrontan causas por robo calificado y uno de ellos ya contaba en sus antecedentes por un episodio de evasión y la semana pasada fue recapturado durante un asalto a una familia del barrio Parque Luro.

De acuerdo con lo informado por el propio jefe de la Delegación Departamental, comisario inspector Lorenzo Velázquez, “la evasión se produjo cuando los jóvenes pidieron permiso a un celador para salir al patio después de cenar. fue en ese momento que el celador se fue a atender un llamado telefónico, oportunidad en que los menores aprovecharon para doblar un reja utilizando sus buzos mediante un torniquete, trepar a un árbol y saltar el paredón hacia la calle”.

También, Velázquez dio a conocer que “a pesar de que se montó rápidamente un operativo cerrojo, aún no pudieron ser recapturados”.

Otros dos testimonios

Por otra parte, al ser preguntado por el tema, el interventor en el mencionado instituto, José Da Silva declinó realizar cualquier declaración al respecto, afirmando que la Subsecretaría del Menor con sede en La Plata es la única autorizada para referirse a temas relacionados con el lugar.

En cambio, el asistente de Minoridad del mismo Centro, Darío Ciríaco, en una declaración radial emitida por LU6, sostuvo que “lamentablemente, nosotros somos personas comunes, no tenemos herramientas, estamos luchando para conseguir un perímetro, o que sea de la Policía o del Servicio Penitenciario, estamos hablando de armar regímenes de vida para estar un poquito más seguros nosotros”.

Sobre la técnica que usaron para fugarse, abriendo las rejas con un torniquete, expuso que “convengamos que estos chicos están acostumbrados a filtrarse dentro de las casas y otros lugares. Yo la verdad desconozco cómo pudieron hacerlo” acotó.

Y explicó que “una vez que franquean las rejas, salen a la calle, porque no hay perímetro enrejado que se lo impida. Había sólo dos policías que tienen que vigilar un espacio de 20 por 30 metros, todo el frente del edificio más la parte posterior”.

Después sostuvo que “no tenemos personal suficiente para custodiar a los chicos. Tampoco herramientas para enfrentar estas situaciones. Sólo lo que podemos disuadir con nuestra palabra y lo que podemos realizar con nuestras propias fuerzas. Esto nos sume en una gran inseguridad”.

También, sobre la responsabilidad que les podría corresponder a los asistentes por esta fuga, Ciriaco sostuvo que “es algo que, realmente, no entendemos, porque nosotros cumplimos casi sin medios la función que nos corresponde”.

Y tras recalcar que “nosotros hacemos lo que podemos con lo que tenemos”, indicó que “lamentablemente, estamos en el medio de una discusión o de una puja en la cual tampoco nos permiten incorporarnos para aportar nuestras ideas o resolver la problemática”.

Rastrillaje

Durante la jornada de ayer personal policial de distintas dependencias realizaron tareas de rastrillaje y búsqueda de los cuatro menores evadidos, pero no reportaron a las autoridades judiciales resultados positivos.

Los operativos se enfocaron en la zona cercana al complejo penitenciario de Batán, ya que los menores fugados no contaron con automóviles ni otros transportes para regresar a la ciudad. Por ese motivo es que se buscó por el Parque Industrial, un sector de cavas de viejos hornos de ladrillos y un establecimiento rural.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*