Deportes, Fútbol

Unión, por una cabeza

imgTapa

Ganó con sufrimiento ante un rival que con mayoría de suplentes, lo dominó en gran parte del encuentro y mereció algo más. Pero el fútbol se rige por resultados no por merecimientos, y el “Celeste” aprovechó al máximo su oportunidad y decretó el único gol del partido con el que venció al “Torito”, en el marco de la Copa Argentina.

Este juego es así los meritos no se contabilizan durante los 90 minutos y por eso los dirigidos por Juan Pírez fueron más prácticos a la hora de concretar y se llevaron un triunfo que lo colocan a Unión como el único club de nuestro medio que continúa en el torneo. Ahora deberá verse las caras con un viejo conocido: Ramón Santamarina de Tandil.

El partido comenzó favorable para los “Celestes”. Con varias llegadas al arco defendido por Vallejos. La primera fue para los de Mataderos que después de una buena combinación entre Carrera y Etchemaite, este último ensayó un zurdazo que se perdió cerca del arco custodiado por el “uno” unionista.

Lo volvió a tener Alvarado. Primero con Etchemaite y luego con Ledheros, pero una buena intervención del golero y un remate desviado por poco, le negaron el gol al “Torito”.

Los de Miori dominaban el balón y el juego a voluntad. Y eso que jugaba con un equipo alternativo. Y siguieron generando juego y situaciones de riesgo con Minutillo, que no estuvo preciso para la definición, y el defensor Facundo Vega, cuyo cabezazo dio en el horizontal de un Vallejos que nada podía hacer.

El cotejo se fue desdibujando y los de Pírez no inquietaron a los defensores de Alvarado. Su portero Hernán Álvarez, fue un espectador de lujo en esa primera mitad.

Para el complemento el orientador de Unión mandó al campo de juego a Joel Amoroso para brindarle un mayor poder ofensivo al equipo. De esta manera las situaciones de riesgo comenzaron a serle favorables. Ya que a los 12 casi convierte de manera casual, luego de un mal rechazo defensivo del defensa Robles que casi termina en le fondo del arco.

Unión arrimó peligro tomando las riendas del juego ante un rival que no ya no era el dominante de la primera mitad.

Sin embargo sobre los 21 minutos el que falló fue Cristian González y el delantero Ledheros careció de precisión para anotar. Surgió la figura de Alvarez sobre los 31, con un manotazo salvador que dio en el palo, luego de un disparo de Zbrun.

Los de pírez estaban cerca y llegaron al gol mediante una pelota parada. En el área el que ganó en lo alto fue Cristian Álvarez que con un cabezazo desairó al guardameta del “Torito” decretando la apertura del marcador.

Alvarado fue en busca del empate con lo que le quedaba. Pero había dado todo y mucho más. Por eso casi ni inquietó a un Unión que puso lo mejor en cancha y se llevó, por lo hecho en el complemento, una razonable victoria que lo deposita en la siguiente ronda de la Copa Argentina.

 

 

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*