Ciudad, Destacado, Información General

Una temporada con pocos cambios

Continuando con los estudios realizados de forma sistemática y anual por la Consultora Ayala & Asoc. se presentan los resultados del presente trabajo que tiene por objetivo conocer la percepción sobre el desempeño del comercio local durante la temporada de verano 2010-2011.

El universo considerado son los comerciantes de diversos rubros de la ciudad de Mar del Plata que han trabajado durante la temporada considerando gastronomía en general (restaurant/ cafeterías/ rotiserías/ deliverys), hotelería de las diferentes categorías incluyendo cabañas y estancia, locales de indumentaria masculina y femenina, kioscos/maxikioscos, almacenes y supermercados y balnearios. El estudio se realizó mediante entrevistas telefónicas y comprendió 245 comercios.

Los resultados presentan algunas diferencias que podrían vincularse a la relación directa o indirecta con las prestaciones de servicio propias de la temporada.
En general, la evaluación de la temporada de verano fue positiva para el 62,0% de los comerciantes mientras que un 30,4% expresaron que la misma había sido regular y un 8,6% la considero mala o muy mala. Entre los que la evaluaron de forma regular, el 20,3% la considero “regular más bien buena” mientras que un 10,1% expreso que la misma tenía una tendencia negativa en su evaluación regular.
En este sentido, la percepción sobre la temporada por parte de los comerciantes resulta similar en términos estadísticos. El 65,6% había
calificado de forma positiva el desempeño de la temporada mientras que fue el 31,0% de los comerciantes los que expresaron que la misma había sido regular, manteniendo un comportamiento similar entre quienes la calificaron como regular positiva y quienes lo hicieron como regular negativa. El caso de la evaluación positiva esta se observó en los 3,4 puntos porcentuales.

Otra de las variables analizadas en este estudio que resulta relevante se encuentra vinculada con las ventas/ facturación durante la temporada de verano. La indagación es comparativa, en términos porcentuales, con la temporada anterior.
En este caso, aumentó en relación a la temporada anterior para un 13,9% de los comerciantes siendo que algo más de la mitad de los comerciantes locales considero que sus ventas/ facturación se mantuvo igual, mientras que un 32,9% dio cuenta de la disminución en las mismas.

Considerando los rubros lo que se observa es una incidencia negativa en los comercios vinculados a la indumentaria femenina y masculina con una calificación negativa sobre la temporada del 43% mientras que la hotelería expresa esta percepción de la misma en un 20%. El resto de los rubros se ubica sobre la media antes descripta. Resulta llamativo el resultado en los comercios de indumentaria abriendo la posibilidad de evaluar en términos de hipótesis futura la incidencia de relación directa con las prestaciones de servicio en la temporada estival.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*