Ciudad

Una pareja gay pide autorización para casarse en la ciudad

Dos hombres de 55 y 62 años, que desde hace más de 37 años conviven como pareja, solicitaron ante un el Tribunal de Familia la autorización para contraer matrimonio.

La abogada que patrocina a la pareja, Erika Agnes Hooft, confirmó que, junto a su hermano y también letrado Eduardo Raimundo Hooft, realizaron la presentación en las últimas horas en el Tribunal de Familia de Mar del Plata.

El planteo quedó radicado en el Tribunal de Familia número 1, integrado por las juezas Silvana Ballarín, María Graciela Paz y Sandra Nasif.

Erika Hooft, quien no reveló la identidad de sus clientes, dijo que se trata de “dos profesionales muy respetados y muy queridos”.

La letrada explicó que no se trata de un recurso de amparo sino de una “solicitud de autorización” para contraer matrimonio, para lo cual “se plantea la inconstitucionalidad de los artículos 172 y 188 del Código Civil, que hablan de hombre y mujer” al referirse a los contrayentes.

El artículo 172 expresa que “…es indispensable para la existencia del matrimonio el pleno y libre consentimiento expresado personalmente por hombre y mujer ante la autoridad competente para celebrarlo….”.

El artículo 188 también se refiere a los contrayentes como personas de distinto sexo, al señalar en su tercer párrafo: “…recibiendo de cada uno de ellos, uno después del otro, la declaración de que quieren respectivamente tomarse por marido y mujer…”.

La abogada dijo que en la Capital Federal “existe al menos una regulación de las uniones civiles de hecho, que les da a sus integrantes algunos derechos, como el de ser beneficiario de la obra social de su pareja”.

“Esa regulación no existe en la provincia de Buenos Aires, con lo cual la desprotección es total”, añadió.

Aclaró que sus patrocinados “ya han manifestado su intención de no adoptar, por una cuestión de edad avanzada y porque los dos coinciden en que, tratándose de los intereses de un menor, se debe dar otro tratamiento a la cuestión”.

La abogada dijo que estos hombres “son profesionales pero no de la misma rama”, aunque evitó dar más precisiones al respecto.

“Son dos personas muy respetadas y muy queridas, cuyos amigos los han alentado a hacer esta presentación, porque en definitiva están reclamando derechos y esto abre una puerta para el debate que debe darse en esta materia”, refirió Hooft.

La abogada dijo que, “afortunadamente, nuestra ciudad cuenta con un Tribunal de Familia integrado por magistradas especialistas en Derecho de Familia”, que ahora deberán resolver esta cuestión.

(Fuente: www.telam.com.ar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*