Ciudad, Información General

Una inversión millonaria a cambio de unos metros de arena, cuando termina la temporada

Ya es conocido el debate sobre los irrisorios cánones que el Municipio cobra a cambio de otorgar la explotación del mayor recurso económico de la ciudad: la playa.

Por demás está decir que en los últimos años el apropiamiento por parte de los concesionarios privados de la playa pública ha sido escandaloso, dejando en algunos casos y si la marea acompaña, unos escasos 7 u 8 metros de playa pública antes que el mar moje las esterillas de los turistas y marplatenses que se hacinan sobre la arena, cometiendo así infracciones a los ya flexibilizados contratos de concesión que nadie controla.

Esta vez, la salida fue casi terminando la temporada.

El anuncio: “Vamos a desarmar una hilera de carpas en cada balneario para que haya más playa pública”.

La realidad:

1) La temporada está casi llegando a su última quincena, pocos disfrutarán de este nuevo “privilegio”.

2) La hilera que van a levantar es del costado de cada balneario, ya que no toma el municipio como superficie de sombra a las sombrillas que son las que están en el frente de la superficie ocupada por los concesionarios, que es el lugar donde la gente quiere apostarse.

3) Si van a sacar hileras de carpas, quiere decir que no están ocupadas, lo que plantea que esta temporada no fue récord como el gobernador y el intendente trataron de hacernos creer. Además, se ocupó espacio público, como quien diría, “de gusto”.

4) El repentino cambio de actitud de la cámara empresarial que nuclea a los concesionarios de los balnearios, veamos en boca de ellos mismos:

Así lo indicó el presidente de la Cámara de Empresarios de Balnearios Restaurantes y Afines (CEBRA), Matías Machinandiarena, y sostuvo que “es imposible que cedamos espacios de nuestros balnearios porque son unidades turísticas con determinadas especificaciones las cuales están concesionadas por un determinado tiempo con un canon de por medio”, sostuvo.

“Hay contratos de por medio, se invirtió mucho dinero y hay que respetar las licitaciones que son municipales y no dependen de la Provincia”, indicó el empresario y cuestionó al gobernador al señalar que es “otro de los tantos anuncios que hace en la temporada”.

“También dijo que es la mejor temporada de los últimos veinte años, y no lo es”, sostuvo el directivo de CEBRA.

http://www.aninoticias.com/noticia.php?id_noticia=33250

Esteban Ramos, integrante de la CEBRA, comentó que “surgió un pedido para las concesiones que dependen de la órbita municipal para acompañar este pedido del Gobernador”.

“En principio, manifestamos nuestra posición a favor de que el tema de la erosión costera figure en la agenda política del municipio, de la Provincia y la nación, porque entendemos que es un problema que está teniendo la ciudad y por eso nos puso contento una serie de obras que se anunció se harán durante el invierno”, declaró.

El empresario del sector consignó que “en principio, como para manifestar ese apoyo y acompañar esa medida estamos dispuesto a una reducción durante este verano de una cantidad de carpas para que haya un poco más de playa pública y una vez que se concreten las obras no padecer esta situación que se ha visto este año”.

http://www.puntonoticias.com/balnearios-acuerdan-retirar-lineas-de-carpa/

Pero ¿a qué obras se refieren estos empresarios y por qué cambiaron en escasos días de opinión?

Sabemos los marplatenses que los “dueños” de los balnearios no son proclives a promover nada que no esté relacionado con sus propios intereses. Sino hagamos la prueba de pasar la reja que separa lo público de lo privado sin pagar y veamos las consecuencias: más de un marplatense lo ha intentado en vano.

Por lo tanto esta obra de caridad de ceder espacio de carpas sin alquilar los últimos 15 días de la temporada 2011 responde a un interés superior: poder obtener muchos más metros de playa para la temporada que viene a través de la inversión estatal por medio de obras de refulado, y de esta manera poder incrementar los metros de superficie de sombra de los balnearios que ya hoy están en infracción al ocupar espacio público.

Si tenemos en cuenta que esta obra va a ser realizada por la draga Mendoza, que, capítulo aparte, no ha logrado todavía abrir el canal sur del puerto, estamos hablando de una inversión millonaria para que siga en funcionamiento en Mar del Plata, sacando arena para luego depositarla en las playas de los concesionarios de los balnearios. Recordemos que solo para ponerla en funcionamiento se invirtieron 27 millones de pesos, sumado el sueldo de 46 operarios durante 24 meses desde su llegada, que ronda el monto de 5 millones. Una ganga de más de 30 millones de pesos a cambio de unos metros de arena. Más barato hubiera sido que el Municipio le alquilara las carpas a Matías Machinandiarena y Esteban Ramos.

De ahí la caridad de la Cámara de balnearios local. De ahí la celeridad para anunciar las dádivas de fin de temporada para quienes no tienen los ingresos para alquilar una carpa, que al final terminamos subvencionando todos y todas las marplatenses.

Victoria Vuoto
Movimiento Proyecto Sur

2 Comentarios

  1. Por que no ven que, en Playa grande ademas de las carpas y sombrillas…a los clientes de los balnearios le bajan sombrillas a la orilla (parte publica) para que no se cocinen en sus respectivas comodidades? este sistema de balnearios es una grasada total…por que si no en PUnta del Este no existe ese sistema?

  2. Sabemos que, salvo de Punta Mogotes al sur, todas las demás playas existen gracias a los espigones. Vayan como ejemplo las playas “piletones” de Camet: son ENORMES, no disminuyen su tamaño y… están totalmente inexplotadas. Construyendo espigones similares (con piedra de cantera) es como se agrandan las playas. Si hay más o menos carpas o si llueve o no, es riesgo del concesionario.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*