Arte y Cultura, Cine

Una de cárceles y fugas

El polar francés es un subgénero que ha conocido mejores épocas, pero que posee una serie de elementos particulares e identificatorios: con similitudes al film noir norteamericano, las acciones se definen aquí por una elegancia mayor y una capacidad reflexiva mucho más amplia. Uno de esos ejemplos, La evasión, se verá hoy a las 19 en la Sala Nachman del Auditórium (Boulevard Marítimo 2280).

El film dirigido por Jacques Becker es una adaptación de la novela de José Giovanni, y cuenta con las actuaciones de Philippe Leroy, Marc Michel, Michel Constantin y Jean Kéraudy. Además de las posibilidades del polar, el film explora también los tópicos del cine de cárceles, que hasta la década del 70 estaban de ultimísima moda.

La evasión es uno de esos ejemplos de películas carcelarias, sobre todo por el nivel de detalle con el que trabajó Becker cada elemento. Aquí se logra una verdadera atmósfera opresiva, realista y onírica al retratar la situación de un joven inocente acusado de intento de asesinato de su mujer.

El protagonista es enviado a una cárcel de París e instalado en una celda junto a otros cuatro duros criminales. Este cuarteto se ha puesto en el horizonte un plan para escapar de la prisión y lo involucran al novato: este, a regañadientes, terminará involucrado en el plan y en la construcción del túnel para escapar.

Los comentarios están cerrados.