Arte y Cultura, Música

Una banda todoterreno para la diversión

Todoterreno. No, no es un vehículo apto para terrenos difíciles. Es el nombre de un disco y también el de una película. Ambas obras corresponden a Kapanga, la banda que es en sí una extensión del arte popular entendido como una actitud todoterreno. Con su paseo por los géneros y su simpatía a toda prueba, el grupo se presentará este jueves a las 21 en GAP (Constitución 5780).

Todoterreno es el nombre del último disco de Kapanga, banda que saltó a la consideración masiva con su disco A 15 centímetros de la realidad allá por la década del 90. El éxito lo posibilitó esa mezcla de cuarteto con rock que armonizaba canciones que eran pura fiesta: así se convirtieron en una especia de herederos de lo que en los 80’s fueron los Auténticos decadentes. Pero prontamente mostraron su propio camino.

Ese terreno que comenzaron a pisar a posteriori, recurriendo al kitsch y a la proliferación de todo tipo de hedonismo festivo tuvo un espacio preferencial en un medio que muchos artistas descuidan: el de los videoclips. Y decimos esto porque evidentemente la imagen que fueron forjando allí, fue lo que terminó decantando en Todoterreno, la película que acaban de estrenar.

El film, que se presentó en el Festival Internacional de Cine de Mar del Plata y fue lanzada directo al dvd, es una producción del Grupo Farsa, afín a este tipo de experiencias entre bizarras y populares: imagínense ustedes que para la presentación en el Festival llegaron al cine en el Barco Olitas.

Allí en Todoterreno se logra respirar el aire libertario de esta banda: personajes improbables, una trama que recuerda a Kiss contra los fantasmas pero en clave pastiche sudamericano. Esa propensión hacia la diversión es la que les ha permitido mantenerse a un costado de los reconocimientos académicos y por eso: 1) ser todo lo auténticos que pueden; 2) no confundirse con la fama y las ambiciones. Satisfacción garantizada.

Los comentarios están cerrados.