Deportes, Fútbol

Un tiburón en estado vegetativo

dr

 

Levantó en lo futbolístico pero no alcanzó. Tres horrores defensivos lo privaron de un resultado positivo frente al cómodo puntero Banfield, que con simpleza y eficacia, derrotó a los portuenses por 3 a 0 al cabo de la  decimotercera fecha del Torneo de la B Nacional.

El arranque del “Tiburón” fue más que auspicioso. Metió en todos los sectores de la cancha y se animó una y otra vez presionando a los defensores del visitante.

A los 18 el paraguayo Salcedo le ganó a los centrales y reventó el palo del arco defendido por el golero Campodónico. Era un aviso que la defensa local no estaba del todo asentada.

Un minuto después Nicolás Tagliafico saltó más que todos en el área y su cabezazo lo contuvo sin problemas el “uno” local.

El elenco marplatense se lo vio mucho mas recuperado que en su última presentación frente a Huracán y trataba de desbordar al puntero por las bandas.

Pero el poder de fuego con el que cuenta Banfield es estremecedor. Minuto 35 avisó el goleador del campeonato Andrés Chávez con un violento zurdazo que pasó muy cerca.

Un minuto mas tarde un horror de Federico Gay en el fondo terminó asistiendo de manera increíble al delantero sureño que con esa conquista llegó a su undécimo gol en el torneo.

 

Sobre el final de la etapa lo volvió a perder el ex River Santiago Salcedo, que con un débil cabezazo no pudo vulnerar al golero portuense. Las más claras fueron de los visitantes pero el juego fue parejo y reñido.

Ni bien comenzó la segunda parte Aldosivi recibió un mazazo. Luego de un centro a la salida de un corner Bianchi Arce, el primer central del “Taladro”, definió muy bien para marcar el 2 a 0 determinante para las aspiraciones de los dirigidos por Franco.

Demasiado premio para un Banfield que no fue superior a los portuenses en cuanto al juego. Pero si categórico en las áreas.

Los locales con un Franco al borde de un ataque de histeria tuvieron el descuento luego de una pelota parada pero Flores no acertó como en toda la tarde.

Los marplatenses decayeron en su rendimiento mientras que los dirigidos por Almeyda literalmente bajaron la persiana. Acomodó a los volantes más cerca de su arco y se paró para explotar el contraataque.

Sin embargo El “Animal” Chávez y luego Geri no pudieron con la humanidad de Campodónico, que por escándalo, fue lo mejor del “Tiburón”.

En el final y después de otro espanto defensivo, esta vez Flores, el recientemente ingresado Requena sepultó el 3 a 0 final para un cómodo líder de la B Nacional.

Por el lado de Aldosivi ya son 13 fechas sin ganar y los silbidos del final reflejan la paupérrima realidad de los portuenses que siguen postrados en el final de la tabla.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*