Ciudad, Destacado, Policiales

Un policía fue detenido y tres permanecen prófugos acusados de liberar a delincuentes

Están acusados de falsear actas para poder liberar a dos delincuentes que habían sido detenidos mientras cometían un robo en la casa de un sindicalista en Mar del Plata. Uno de los efectivos fue apresado, en tanto sus tres cómplices permanecen prófugos

Un policía fue detenido y otros tres permanecen prófugos, acusados de falsear actas para poder liberar a dos delincuentes que habían sido apresados mientras cometían un robo en la vivienda de un sindicalista marplatense, informaron hoy fuentes judiciales.

El fiscal de Mar del Plata Mariano Moyano dijo a Télam que en las últimas horas fue detenido un efectivo de la policía bonaerense con asiento en la comisaría quinta de la ciudad, en tanto se intenta detener a otros tres uniformados de esa dependencia.

Según el fiscal, todos están acusados de “incumplimiento de los deberes de funcionario público, encubrimiento y cómplices de delincuentes que cometieron un robo”.

El hecho ocurrió el domingo pasado cuando, alertados por un llamado al 911, cuatro policías en dos patrulleros llegaron a la vivienda del sindicalista Roberto Páez, secretario general del sindicato Maestranza de Casinos, en momentos en que ladrones robaban.

Los efectivos detuvieron a dos de los delincuentes, mientras que un tercero alcanzó a huir con los elementos robados de la casa.

“Como corresponde, los policías le dieron la voz de alto, los esposaron y los llevaron hasta la comisaría quinta. Luego, en vez de imputarles el robo que habían cometido, falsearon el contenido de las actas oficiales, manifestando que habían sido trasladados por averiguación de identidad, por lo que a las pocas horas recuperaron la libertad”, detalló Moyano.

El caso motivó que el titular de la dependencia fuera separado de su cargo a pesar de que no está vinculado a las irregularidades.

Moyano explicó que para dar mayor transparencia a la investigación, el titular de la Jefatura Departamental de Mar del Plata, comisario Fabián Perroni, dispuso esa medida preventiva.

“Estamos en plena etapa investigativa y todo lleva a que los cuatro suboficiales -tres hombres de 41, 32 y 25 años y una mujer de 34- podrían haber cobrado una coima para falsear los datos de la detención y así lograr que los delincuentes recuperaran la libertad”, dijo el fiscal.

Y agregó: “Otra posibilidad es que hayan sido cómplices del botín de los ladrones, ya que un tercer cómplice logró escapar en un auto con diferentes elementos de valor”.

El robo fue cometido en la vivienda situada en la avenida Peralta Ramos al 2600, que en ese momento estaba desocupada, ya que el sindicalista estaba de viaje con su familia.

Los delincuentes rompieron el picaporte de la puerta de una patada e ingresaron a la propiedad y la irrupción fue advertida por vecinos que llamaron al 911.

Tras la llegada de la policía y la detención de dos de los ladrones, un familiar del sindicalista llegó hasta la casa y al comprobar el robo se dirigió a la comisaría quinta.

Una vez allí descubrió que no había ninguna denuncia por robo a pesar de que los vecinos le habían asegurado que vieron el momento en que los dos ladrones fueron detenidos y llevados esposados.

Ante esta situación tomó intervención el fiscal Moyano, quien, una vez en la comisaría, descubrió la serie de irregularidades.

En principio, el fiscal certificó que los policías no notificaron a sus superiores de la detención y que tampoco dieron aviso a la fiscalía de Flagrancia.

Por su parte, tras conocer el episodio, el jefe de la Policía Departamental ordenó que los cuatro policías fueran separados de su cargo e informó del caso al Ministerio de Seguridad bonaerense y a Asuntos Internos.

Con el avance de la investigación, el fiscal determinó que en las actas de la policía, los efectivos habían escrito que los demorados eran dos y para averiguación de su identidad.

Según las actas presuntamente fraguadas, los sospechosos habían sido descubiertos a bordo de una moto y demorados por su actitud.

Al comprobar lo grave del caso, el fiscal solicitó al juez de Garantías Saúl Errandonea la detención de los cuatro policías y de los dos ladrones que habían sido liberados.

“Se han realizado varios allanamientos y hasta ayer se pudo detener a un suboficial de 41 años, con 20 años de servicio, mientras que los restantes operativos no arrojaron resultados, por lo que tres policías y los delincuentes siguen prófugos”, dijo el fiscal.

Además, se comprobó que uno de los ladrones que está prófugo, al momento de cometer el hecho gozaba de una excarcelación por un delito similar y, si hubiera sido detenido correctamente, no hubiese podido recuperar la libertad, añadió Moyano.

Fuente: www.online-911.com

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*