Destacado, Política

Un paraguas político para “La Banda de los Marplatenses”

Según la publicación es una trabajadora social. Es trascendente para una militante incondicional del proyecto nacional y popular, ser funcional desde la ideología. La dirigente duhaldista que organizó las manzaneras de Chiche Duhalde, se viste ahora con el mejor traje de Cristina. Deberá proteger a Amado Boudou de los cargos que le imputan para someterlo a un juicio político. Boudou es un compañero de ruta de otro ex UCeDé, el arquitecto Marcelo Artime, hoy secretario de Gobierno de Gustavo Pulti. Es el mismo Artime que descolgó el cuadro de héroes de Malvinas del recinto del HCD y enarboló la bandera de la causa de los desaparecidos (en la cual nunca militó) por la represión militar que encabezó Jorge Rafael Videla. La diputada nacional Adela Segarra, está a un paso de presidir la comisión de juicio político, para frenar una investigación de legisladores sobre Amado Boudou, el faro que ilumina los pasos de Artime. No en vano en los medios más importantes del poder central y de los medios de comunicación de la Capital Federal toma cada vez más cuerpo la asignación del conjunto que se ha comenzado a reconocer como “La Banda de los Marplatenses”.
Según publicó ayer el matutino Clarín:

“Una marplatense para otro marplatense”, graficó un diputado K sobre la candidatura de Segarra a presidir la comisión de juicio político, en la que el oficialismo frenará los intentos de los opositores de sumarle aprietos a Amado Boudou. Si se confirma que estará al frente de la comisión (mañana quedarán designadas las autoridades), tendrá el número a su favor aunque deberá plantarse frente a referentes en denuncias de corrupción como Ricardo Gil Lavedra y Manuel Garrido (UCR), Elisa Carrió (Coalición Cívica), Margarita Stolbizer (GEN) y Laura Alonso (PRO).

Nacida en Mar del Plata, Segarra calificó a Boudou de “candidato ideal” para la vicepresidencia cuando fue designado y consideró una “operación  mediática” el caso Ciccone, a tono con la estrategia K. Durante la dictadura se exilió en Francia, luego de la desaparición de su pareja Joaquín Areta, el autor del poema “Quisiera que me recuerden”, recitado alguna vez por Néstor Kirchner. En su regreso al país terminó la secundaria y se recibió de licenciada en Servicio Social. Fue pareja de Mario Montoto, y Fernanda Raverte –hija del ex montonero y diputada provincial- la siente su madre. A principios de año circuló la versión de que se encontró con Mario Firmenich en Barcelona, en el marco de un supuesto intento del
kirchnerismo para que vuelva al país.

2 Comentarios

  1. Ademas de las p… que publican,para cerrar la boludez comica,citan notas de clarin!!!,esto es humor!!!!

  2. Pregunta: el Sr santiago es amiguito de la la ” banda de los marplatenses”? Santiago hay otras formas de ganarse el pan.Buena Nota de un buen portal de noticias.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*