Arte y Cultura, Teatro

Un maratón innecesario

Otro lugar. Amigorena realiza un gran despliegue físico que termina distrayendo del texto.

Por Mex Faliero

Un telón tubular traslúcido encierra al protagonista: no sabemos su nombre ni qué hace, sólo que se acaba de cruzar con alguien a quien invita a pasar la noche, temeroso de que esos otros que andan por allí lo juzguen y lo encierren. Aunque él, ya está encerrado en sí mismo. Son muchas las cosas de La noche antes de los bosques que están bien y, sin embargo, la obra deja un desconcierto enorme. La forma, que captura el concepto; y la actuación de Mike Amigorena, que es perfecta desde lo técnico, funcionan adecuadamente. El problema es que estas partes nunca terminan de hacer un todo. Dispersa y desconectada es la puesta de Alejandra Ciurlanti que pasó por una llenísima Sala Piazzolla del Teatro Auditórium.

Para ser claros, el texto de Bernard Marie Koltès sobre el que trabajan Ciurlanti y Amigorena es notable. Pero el logro en la puesta en escena artística es la unión fluida de la técnica con el talento particular y el sentido común. Con un gran texto no alcanza, como tampoco con una buena actuación. Está en la adecuada conjugación de los elementos el verdadero acierto. Y duele un poco reconocer que al menos así como fue pensada, La noche antes de los bosques no es una obra para que la tome un actor como Amigorena. No al menos en plan “hago un despliegue físico encomiable”. La introspección a la que convoca Koltès se ve continuamente contaminada por el desenfreno de una actuación que está en otro registro.

Escrita en la década del 70 por Koltès, es como si el autor hubiera presagiado aquellos incendios y violentas movilizaciones producidas por extranjeros en las calles de París hace apenas unos años. El personaje que interpreta Amigorena es un extranjero, alguien que se siente observado y discriminado, y que sólo puede transitar cómodamente en un submundo de prostitutas, nocturnidad y habitaciones de hotel. Estos tres elementos simbolizan la inquietud, momentáneas estadías en la placidez del amor, las ideas y el hogar. Ciurlanti entiende que este hombre en fuga debe ser representado de forma maratónica: por eso pone a Amigorena a correr, siempre en círculo. No hay escapatoria posible, como representando su constante huida.

Hay una cierta intención de la directora en producir impacto: efectos de sonido que marcan el cierre de cada acto, una actuación que se define primeramente por el despliegue físico, una música de Iván Wyszogrod que mantiene un clima de incertidumbre. Si bien cada tópico está manejado con solvencia, el problema en todo caso es su funcionalidad con la obra: en verdad, terminan distrayendo más de lo que complementan al subtexto. Como decíamos, no es que Amigorena esté mal, sino que está mal utilizado o no era el actor para esta obra: modula bien, dice bien, clarifica con su voz un texto complejo y hermético. Pero La noche antes de los bosques es un parlante sonando en su máxima potencia cuando la fiesta exigía un volumen mucho más bajo.

Y así como el personaje se ve arrojado a un universo del que sólo cree poder salir con violencia y de forma reaccionaria, el espectador parece sacudido por una serie de estímulos que le impiden la reflexión y lo violentan. La puesta en escena de Ciurlanti, tan simbólica, y la actuación de Amigorena, tan atlética y poco profunda, impiden la cercanía de un texto que pide a los gritos, paradójicamente, ser dicho en voz baja. Termina habiendo aquí una distancia y una frialdad que perjudican al texto. Sólo al final, cuando el telón cae y el personaje se encuentra libre y por fuera de la puesta, es donde Amigorena encuentra el tono justo y uno puede comprender su dilema. Pero es poco y ya es bastante tarde para lágrimas.

13 Comentarios

  1. Ud vio la obra?
    Como puede decir que la actuacion es poco profunda? Por favor limitese a criticar obras que esten a su nivel de entendimiento. Si no tiene que decir, no lo diga.
    Florencia Arriaga

  2. ¿Qué pasó colega? Anoche estuvimos cubriendo lo mismo, y pareciera que vos y yo no vimos la misma obra. A mi me pareció espectacular, y la actuación más que adecuada, era lo que intentaba transmitir, llevarte a ese estado y lo lograba.
    Saludos.

  3. Denise Berttoldi

    ME DEJA CON GUSTO A POCO SU CRÍTICA, YO VI LA OBRA LE ASEGURO QUE NO HA ESTADO MEJOR INTERPRETADA Y PUESTA EN ESCENA, QUE QUIZAS NO SEA DE SU ENTENDER O NO HAY PODIDO APREENDER LA SÓLIDEZ CON QUE ESTÁ EXPUESTA LA MISMA, NO LO SÉ. SI ME DISCULPA PERMITAME DECIRLE QUE HABÍA QUE TENER ENDTENDIDO EL CONCEPTO ANTES DE ASISTIR Y COMO SE DIJO MUCHAS VECES HABÍA QUE ENTEGARSE AL TEXTO, CON LO QUE HE LEÍDO AHORA COMPRENDO QUE USTED COMO EXPECTADOR NO PUDO HACERLO.LA OBRA NO TIENE REPROCHES.

  4. Carlos Maria Pianetti

    Estimada Florencia,

    quien hace la crítica de más arriba ha sido demasiado benevolente. Tanto la obra, como la dirección como la actuación son malas, aburren, están exageradas. Sólo nuestros snobs puebñlerino pueden colmar una sala así para semejante decepción.
    Que Amigorena siga en la TV tranquilito y deje el Teatro para los actores de veras.

    CMP

  5. recomiendo que para proximas criticas teatrales cambien de critico.

  6. Cada uno puede manifestar libremente su opinion, tambien puedo decir que disiento totalmente con la suya como seguramente lo hacen todas las personas que aplaudieron de pie a Mike Amigorena.Estas personas captaron el mensaje,sintieron la bronca, el dolor,la humillacion , el desprecio, el Amor de ese extranjero que solo buscaba un otro que lo escuchara. Amigorena perfecto en su actuación, su voz encontro todos los matices para transmitir todas las sensaciones , un Actor con mayúsculas , si emocinarse,y sentir plenamente un texto duro, cortante e hirien es ser snob pueblerino lo soy porque senti con el alma y el corazón, Asi sienten los snob???

  7. Señores críticos: vi la obra al menos 6 veces, cada vez me impactó más. A CMP le aclaro, por las dudas que no soy una snob pueblerina, y en todo caso ser pueblerino no va en desmedro de la capacidad de disfrutar un buen espectáculo y en cuanto a su comentario con respecto al actor le hago saber, evidentemente no está informada, que la Asociación de Críticos del Espectáculos le ha otorgado el premio Ace por su actuación en este unipersonal. Si usted se aburrió seguramente esta obra no está a su alcance intelectual-

  8. Estimado Sr. Mex: Me resultò muy interesante conocer la puesta en escena que ud. hubiera elegido.Pero, me permito recordarle que dicha elección resulta anacrònica ya que se corresponde más con la estética de los 70 que con la actual. Intentar en pleno 2010 apostar a un “koltes” ya es un acto de arrojo con pocos presedentes en el paìs de Tinelli y Fort. Y si los sonidos estridentes, movimientos repetitivos, caminatas en cìrculo a ningún lado, le molestaron… lo celebro!!! quiere decir que el actor y su directora, cumplieron su cometido. Por allì andaba usted,seguramente enjaulado, tanto como yo, el extranjero y tantos otros, quizá todos. De no mediar, la canción y la danza, los sentimientos no hubieran podido aflorar con tanta libertad. Porque de eso se trataba, de buscar en medio del encierro, una salida a la libertad posible… Entender entendió, pero…¿sintió?

  9. JAJAJA por favor! Las mismas fans de siempre escribiendo mil veces.
    No se puede decir que no le gusto?
    Es una opinion.
    Nadie se muere.

  10. Perdón???
    Vimos la misma obra???

  11. Carlos Maria Pianetti

    Que feo descalificar a alguien intelectualmente por opinar distinto. Que fascista es esa actitud.
    Snobs, Pueblerinos y Fascistas!
    Un aplauso a Mex Faliero por tener personalidad para opinar, el jurado del Ace está lleno de giles como todos los jurados, y también es Snob, no pueblerino, pero si vendidos muchos de ellos, a la guita fácil de la TV, que influye en el teatro lamentablemente a la hora de premiar.

    CMP

  12. Hay lugar para todos. Hay lugar para Tinelli y Fort, para Amigorena y Ciurlanti, para los pueblerinos y para los snobs.
    Una pena que no le haya gustado la obra.

    Respeto ante todo, asi hacemos las cosas como corresponde.

    Saludos.

    Ivan

  13. Hola: gracias a todos por sus comentarios, incluso a los que descalfican; que bueno, uno se somete a esta experiencia y la debe atravesar sin chistar. El comentario de uno está a disposición del lector, como la obra está a disposición de quien la quiere interpretar. Particularmente admiro a mucha de la gente que está involucrada en esta obra (Amigorena me parece un gran talento) y tal vez por eso fue más profunda la decepción. Mi problema con la obra es, básicamente y por si no se entendió, que las palabras me llevaron por un lado y lo tangible, lo corpóreo, por otro. Esto me generó una distancia que me impidió conectar con el personaje y su(s) conflicto(s).

    De paso un saludo a Iván Wyszogrod, un gran músico que tiene el cine nacional en estos momentos. Gracias por su mensaje.

    Saludos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*