Política

Un golpe de efecto de consecuencias impredecibles

¿Por qué Amado Boudou? Son varias las señales, para hacer una limpieza de cuadros del P.J. de siempre, de sus símbolos característicos. Es un viraje para instalar otra clase de equilibrios. Todos tienen algo para protestar, para reclamar, pero los nuevos espacios responden a llenar los casilleros, con menos aire enrarecido, más oxígeno fresco, pero estos cambios no aseguran resultados. Abundan de osadía y dejan algunas lecturas, poco complacientes, que se observan cuando se penetra en las entre líneas y/o en la cocina de las decisiones.

¿Cuántos años hace que Boudou, llegó al riñón K? Acercado por Sergio Massa, el halo de Boudou no dejó de consolidarse, cuando ya lo daban por muerto y tenía fecha de vencimiento al frente del Ministerio de Economía. Imposible que se haya sostenido sin el apoyo personal de CFK, que aumentó tras la desaparición física de Néstor. El ex presidente no lo tenía entre sus preferidos. Desprejuiciado y transgresor, Boudou no dudó en avanzar sobre los fondos privados de las AFJP, para financiar no una política de Estado, sino fondos para la estructura partidaria, es decir recursos para hacer política, y casi es una obviedad saber lo que esto significa para los K, cuyos gastos no se cubren son la soja.

Después de los ocurrido con Julio Cobos, ser leal entre Balcarce 50 y la Quinta de Olivos, es una prioridad que no resiste discusiones. Poco más de cinco años, pueden transformar a Boudou en vicepresidente y darle a futuro una plataforma política envidiable, para cuadros del P.J. que han dejado parte de su vida por la militancia. Es un golpe de timón, que según se sabe, sólo estaba en conocimiento de Máximo Kirchner ni de Florencia siquiera. Es una decisión personal e íntima de CFK, es el verticalismo descargado con una intensidad sin par, no es una decisión orgánica de cuerpos colegiados ni de la mesa chica ni de una ronda de consultas. Se quedaron afuera gobernadores, funcionarios del día a día de las trincheras, y otros, prolijos y obedientes.

¿Pero es la lealtad una condición de Boudou? O hay un entretejido que revela otras aristas, de quien se arrimó al poder, lo cultivó y lo cautivó. ¿Nadie conoce cuáles son las convicciones de Boudou? O hasta dónde es capaz de inmolarse por ellas. De algo no caben dudas, el poder le cae bien, le sienta a su estilo de vida mundano, con algo de desprejuicio, pero con dotes personales, siempre tan decisivos a la hora de ser selectivo, para un cargo público de semejante magnitud. Acá estamos hablando del reemplazo de la presidenta, ni más ni menos. ¿Scioli no es leal acaso? Sometido hasta el ridículo y criticado ferozmente, por varias de sus políticas bonaerenses, lo mantienen las encuestas y servilmente se presta su juego, relegando a su gente y a los habitantes de su provincia.

Boudou es porteño, no es marplatense, es cierto que creció, pasó su adolescencia y cursó la universidad en nuestra ciudad. Pero hay una definición de un compañero de militancia en la UPAU, línea liberal de la UCEDé en la UNMDP: “Este muchacho prendió fuego la biblioteca”, reflexionó cuando dio el paso gigantesco al ministerio de Martínez de Hoz, de Alsogaray y de Domingo Cavallo, con los cuales comulgó sus ideas, principios que defendió a rajatabla. ¿Es tanto el pragmatismo de alguien que hizo el postgrado en la UCEMA, o se deben explorar otras razones, que invaden otras razones y tienen que ver con otra escala de valores?

“Conmigo no estudió Economía Política, sino Econometría” advirtió un referente excluyente en materia económica de la ciudad, cuyo prestigio valida la diferencia que existe entre una y otra materia de la profesión. Boudou tampoco viene de la Patagonia, sino que el intendente de Tigre lo hizo su sucesor en la caja de la ANSES. El tesoro de la Administración Nacional de Seguridad Social, está exhausto, se apilan los juicios y la inflación corroe los haberes de los jubilados, que crecen en función de los trabajadores activos. “ A Massita (por Sergio), lo dejó lejos revoleando la cola”, dicen los más ácidos funcionarios que observan los ADN de los funcionarios públicos.

Boudou no reúne las condiciones clásicas, rompió con un estereotipo y casi llegó sin curriculum vitae para ser ministro de Economía. Una fuente de contacto directo le dijo oportunamente a mdphoy.com “Lo hicimos ministro nosotros una noche que pasó por el diario (especialista en materia económica y dueño de primicias que cambiaron el rumbo del país). Muy posiblemente no hubiera pasado el primer filtro de una selección pseudo rigurosa en el universo de las exigencias K. Pero ahí está “el hombre de coraje” que necesita CFK para enfrentar a las corporaciones.

Boudou depende del humor y las tácticas de Guillermo Moreno, y el hombre que ha saltado al segundo pulgar del poder político, es quien reemplaza a Néstor de quien se decía era el verdadero ministro de Economía del gobierno. Si él (Kirchner) punteaba las reservas del BCRA y el saldo de la balanza de pagos, Boudou usa el control remoto. Se lo enfrentó también con Marcó del Pont y le extendieron el certificado de defunción por el manejo de la crisis que se llevó puesto a Martín Redrado. Se cascotea con el Club de París, frena las importaciones, lleva los subsidios a siderales derrame, chupa las retenciones y no le hace asco a nada que signifique mantener a raya, las medidas que consoliden el proyecto nacional y popular.

Pero acá se han roto los moldes, hay hasta razones personales que no deberían descartarse, en función de la trascendencia de la designación. Picoteaba en la Secretaría Privada de Russak, cuando iba a Legal y Técnica para chequear los expedientes de Venturino. Fue funcionario público municipal del Partido de la Costa y comenzó a tutearse con el servicio público de recolección de residuos, habla el mismo idioma basurero que Moyano, y recibe la aprobación de De Elía y Ebe de Bonafini, los cuales se convierten en puntales de su derrotero.

No sale de ahí el cúmulo de antecedentes para Aimé, técnicamente cuestionado por colegas, que sólo rescatan su audacia y buena estrella. Pero Boudou tiene otros valores, si se quieren subjetivos, y hasta directa relación con los actos mediáticos y el cholulismo, es de un perfil propio que como dice la calle puede ser la gloria o Devoto.

Dueño de un carácter seductor, cuentan que en la Universidad debió haber sido prontuariado por su gusto con las mujeres, no tenía lo que se dice un patrón definido por su gusto del género femenino, como que cualquier cosa le venía bien. Siempre hizo gala de su don de seductor y contaba con un halo de gestos con ángel, eso le abrió varias puertas, hasta que llegó a las alfombras de los despachos más poderosos del país.

Hoy se ha convertido en el hombre con mayor poder político del país, sólo lo supera la primera mandataria. En la cena de anoche en la Quinta presidencial de Olivos, seguramente le marcaron la cancha. Veremos cómo se mueve, ahora que debe cruzar de vereda a través de la Plaza de Mayo. La política, los hombres de la política y la cátedra tienen mucho más dudas que certezas.

Y cómo no va a ser así, si ratifica el INDEC, permite sanciones a las consultoras que lo descalifican, dice que en este país no hay inflación, sino reacomodamiento de precios, cuando en el orden mundial sólo es superado por 4 o 5 países, que la inflación no afecta a los pobres sino a las clases más acomodadas y facilita la demagogia de la merluza para todos, milanesas para todos, futbol para todos, LCD para todos, es una pieza perfecta para no contrariar los objetivos políticos del Proyecto Nacional, que se someterá a las urnas con él como vicepresidente elegido por CFK

Jorge Elías Gómez

[email protected]

Un comentario

  1. en la foto, parece que cristina pone trompa como para darle un beso a boudou

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*