Arte y Cultura, Cine

Un fueguito: La historia de César Milstein

El documental “Un fueguito” se lo homenajea a Milstein (izquierda) , recorriendo su vida y sus logros.

En el documental “Un fueguito” se homenajea al químico argentino César Milstein,  recorriendo su vida y sus logros.  A través de recuerdos, anécdotas y descripciones, se muestra cómo siente y piensa un científico.

La película cuenta con locuciones del propio protagonista y de Juan Leyrado y será exhibida en los Cines del Paseo, ubicados en  Diagonal Pueyrredón 3058.

El trabajo producido, investigado, filmado y guionado por la realizadora Ana Fraile junto a Lucas Scavino,  propone un intenso recorrido que exhibe la vida de Milstein desde su infancia en Bahía Blanca hasta su madurez en Cambridge, Inglaterra.

Después de graduarse en la Escuela Internacional de Cine y Televisión de San Antonio de los Baños, en Cuba, Ana Fraile, sobrina nieta de Milstein ideó con su tío abuelo un proyecto para desarrollar juntos. En principio la idea era hacer una película “sobre ciencia y arte”:  la importancia de la investigación y de la creatividad; y los problemas que encontrábamos para llevar adelante ambas disciplinas relató Ana Fraile.

Posteriormente  en marzo de 2002 el químico falleció. “El proyecto quedó truncado” lamenta Fraile pero con un dejo de alegría porque, a pesar de todo, logró concretar un gran trabajo. Es que la idea original se transformó en una obra con tintes biográficos.

La investigación para encender “Un Fueguito” comenzó en 2004 con una serie de entrevistas a familiares y colegas del distinguido pensador. Además Fraile pude valerse de archivos con entrevistas a Milstein en inglés y en español donde él cuenta su propia historia. “En 2006 conseguí los primeros fondos en Inglaterra y entonces comencé a filmar. La última filmación fue en enero de 2009”, recuerda Ana Fraile.

La idea de la película, además de que se muestre en los cines,  es poder contar la historia de alguien como Milstein y que se sepa por qué luchó. Qué le pueda trasmitir a los chicos que estudian la aventura y la importancia de la libertad en la investigación, explicaron fuentes oficiales.

Antes de su estreno en la Argentina, “Un fueguito” fue exhibido en los auditorios de las universidades de Cambrigde y Oxford y también en Wellcome Trust, en Londres, gracias al apoyo de la embajada argentina en aquella ciudad.

La película ya fue declarada de Interés Nacional por la Secretaría Privada de la Presidencia de la Nación Argentina y también obtuvo declaraciones de interés por parte de los ministerios nacionales de Educación y de Ciencia, Tecnología e Innovación Productiva (MINCyT). Y recibió, para su realización, el apoyo económico-financiero del MINCyT, Fundación para el Desarrollo Tecnológico (FUDETEC), el Instituto Nacional de Cine y Artes Audiovisuales, la Fundación Instituto Leloir, la Dra. Celia Milstein, Professor Herman Waldmann (Oxford), Sir Gregory Winter (Cambrigde), y Genzyme Corp.

Para mayor información la película cuenta con una página oficial: http://www.historiamilstein.com/

Sobre César Milstein

César Milstein nació el 8 de octubre de 1927 en el seno de una familia judía, en la ciudad de Bahía Blanca. Vivió allí hasta 1945, cuando se trasladó a la Capital Federal para estudiar en la Universidad de Buenos Aires.

Se graduó de Químico en la Facultad de Ciencias Exactas de la UBA, a los 25 años de edad. Cuatro años más tarde, en 1956, recibió su doctorado en Química. En 1960  fue becado por la Universidad de Cambridge donde consiguió su segundo doctorado.

En 1983, fue nombrado jefe y director de la División de Química, Proteínas y Ácidos Nucleicos de la Universidad de Cambridge. Por su trabajo en el desarrollo de anticuerpos monoclonales obtuvo el Premio Nobel de Fisiología o Medicina en 1984.

Milstein no registró ninguna patente por su descubrimiento, pues pensaba que era propiedad intelectual de la humanidad y como tal lo legó. De acuerdo a sus convicciones, su trabajo carecía de interés económico y sólo poseía interés científico.

Su lema rezaba que sin aventura no habría ciencia.

Falleció el 24 de marzo de 2002 en Cambridge, Inglaterra, víctima de una afección cardíaca, a los 74 años de edad.

Un comentario

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*