Arte y Cultura, Cine

Un domingo que no es cualquiera para el cine

La novia. Así se apoda al personaje de Uma Thurman en la excitante Kill Bill Vol. 1.

Este domingo confluirán las programaciones de varios ciclos de cine, con propuestas diversas y apuntando a diferentes públicos, en lo que puede ser tomado como un adelanto del Festival de Cine que ya está a la vuelta de la esquina. Se verán películas de Stanley Kramer, Quentin Tarantino, Mario Monicelli e incluso el argentino Diego Lerman.

A las 16 y a las 18 en la Sala Piazzolla del Auditórium (Boulevard Marítimo 2280) se podrá ver La mirada invisible, de Diego Lerman y con Julieta Zylberberg y Osmar Nuñez, actor que viene de obtener un premio por esta interpretación en el Festival de Biarritz. El film se centra en la asfixiante convivencia y la represión sexual que se daba en el Colegio Nacional de Buenos Aires durante la última dictadura militar.

Por su parte a las 17 y a las 19:30 en la Sala Nachman del Auditórium se dará un doble programa de cine italiano, con dos películas dirigidas por Mario Monicelli. En la primera función se verá Brancaleone en las cruzadas, con Vittorio Gassman, continuación del clásico La armada Brancaleone. Luego, en la segunda proyección, se estará presentando La gran guerra, con los notables Alberto Sordi y Vittorio Gassman.

Otro de los ciclos que se desarrolla en la ciudad es Pochoclo mental, que va los domingos a las 19 en la Sala Payró (Boulevard Marítimo 2380). Este mes se está haciendo una retrospectiva de Quentin Tarantino, y mañana se verá Kill Bill Vol. 1, con Uma Thurman buscando venganza luego de haber sido atacada salvajemente por el mencionado Bill. Gran homenaje al cine de artes marciales.

Finalmente, a las 19:30 en el Museo del Mar (Colón 1114) el ciclo de cine-debate presentará un clásico de 1960 dirigido por Stanley Kramer: Heredarás el viento. Protagonizada por Spencer Tracy y Fredric March, la película pone el eje en el debate moral alrededor del famoso juicio a Scopes que tuvo lugar en 1925, donde se procesó a un maestro por enseñar la teoría de la evolución de Darwin en una clase de ciencia de una escuela secundaria, en contra de lo que establecía una ley del estado de Tennessee.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*