Ciudad, Policiales

Un conocido triatleta murió atropellado cuando entrenaba

Mario Padín, un reconocido triatleta marplatense de 62 años, murió ayer por la tarde cuando fue atropellado por un automovilista en una de las carreras a campo traviesa en las que solía participar, sobre la ruta 226.

Según confirmaron desde el movimiento atlético de la ciudad, los restos de Padín serán velados en Casa Roldan, ubicada sobre la Avenida Luro 4036, hoy a partir de las 16.

La muerte de Padín es significativamente fuerte en Mar del Plata, ya que se trata de un atleta que lleva años en el deporte, destacándose como representante de la ciudad en el Iron Man de Hawaii (el más importante del mundo) y según afirmaron a mdphoy.com sus compañeros y conocidos “era un hombre totalmente solidario y comprometido con lo que hacía”. Es por ésto que hoy por la mañana en el “Corredor Saludable” costero, varios grupos atléticos debatían sobre la posibilidad de movilizarse hoy por la tarde en reclamo por “las muertes absurdas por faltas de políticas en el tránsito”, aunque este dato no fue confirmado por los representantes visibles de las organizaciones locales.

Padín se encontraba conduciendo su bicicleta ayer al rededor de las 16:30 sobre la ruta 226, realizando ejercicios de entrenamiento, cuando a la altura del kilómetro 9 (paraje Santa Paula), un automóvil Honda, conducido por un policía de Dolores, lo chocó de atrás al desviarse por la banquina.

Según confirmaron los transeúntes, automovilistas y testigos presentes, el atleta murió de forma instantánea como consecuencia de las lesiones craneales producidas por el impacto contra el asfalto.

Según confirmó un testigo a un medio local, el cuerpo del deportistas salió despedido hacia adelante para luego volver a ser atropellado por el Honda.

La fiscal María Teresa Martínez Ruiz dispuso el inicio de actuaciones por “homicidio culposo”, a la vez que ordenó distintas pericias sobre ambos vehículos, y el test de alcoholemia para con el imputado.

[email protected]

Foto La Capital

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*