Destacado, Política

Un acto de provocación de Pulti y Acción Marplatense; y también van por más

Una alta fuente religiosa dijo: “es muy difícil llevarse mal con Pulti”. Se puede dar fe de eso y de sus cabriolas políticas. Hoy Pulti representa la ostentación del poder público, se alió con Hugo Moyano, no tuvo empacho en tenderle una alfombra roja a Boudou, es la inseguridad que reina en Mar del Plata, es la pobreza y la indigencia que aumentan progresivamente, es la caída comercial, es el intendente de la ciudad donde vivir es más caro que hacerlo en Roma, París o en el Caribe, es lo Schklender con las viviendas de Sueño Compartidos, es Echegaray con la ONCCA, es él quien articula con Scioli el funcionamiento de la Policía, la Penitenciaría, las escuelas y los hospitales públicos. Para Pulti, la República con estas prácticas es un decorado. Tampoco el suyo es un gobierno decente, honesto y transparente, como intenta instalarlo, es la presión tributaria, la militancia rentada y la justicia de un solo ojo. No en vano Pablo Fernández “El Recaudador”Abdala dijo en su momento asumiéndolo:   “… y si ahora somos la mierda”, tras su fusión de hecho con el oficialismo.

Pero hay algo más peligroso aún, es capaz de dar encubrimiento a un gran fraude electoral, que se pergeña, a través de los camiones fábrica de DNI, que maneja el ministro del Interior Florencio Randazzo, que llegan a Mar del Plata como cabeza de playa en estos días (según anuncio oficial de la MGP) bajo la sospecha de la Justicia, por la introducción en el padrón electoral como votantes a mayores de 16 años y extranjeros. Un lindo número en el Partido de General Pueyrredón y Batán.

La invitación a inaugurar el CEMA a la presidente de la Nación María Fernández de Kirchner es un acto de provocación por parte del intendente Gustavo Pulti y del partido político que integra, Acción Marplatense, presidido por Santiago Bonifatti.

No habían transcurrido 24 horas de la marcha, contra el gobierno nacional, que protagonizaron más de 10.000 marplatenses, cuando desde la Dirección de Prensa de la MGP, se dio a conocer la reproducción del contenido de la invitación al Centro de Atención Médica Ambulatoria. No es oportunismo lo que le ha faltado al intendente a lo largo de su carrera política. Lo de Pulti fue una expresión de neto corte político y dirigido al corazón del poder.

Pasó a ser la expresión gráfica, transformado en un hecho de protocolo, que fija una posición provocadora. Pulti no ganó con el 54 %, sino por un porcentaje muy inferior, ayudado por el ducto de los recursos públicos, los cuales le han dado gobernabilidad.

Pero es necesario volver a los días más aciagos de la crisis del 2001, las jornadas en las que Pulti fue un claro emergente, ganando por primera vez la voluntad de los marplatenses en las urnas. Esa victoria electoral colocó al nativo de Dolores, en candidato excluyente a ser intendente por el voto popular en el 2003. Tras la renuncia del profesor Blas Aurelio Primo Aprile, quien falleció inesperadamente el …. ,

Pulti aceleró y colaboró ciegamente para esmerilar el poder que aún mantenía Aprile, tras la crisis del 2001. Disfrutaba como la propia interna radical se devoraba las bases de sostenimiento político, Daniel Katz andaba con la servilleta en el cuello y el ahora “K” y arrastrado de Gabriel Mariottto, Diego Garciarena operaba sobre el ingeniero Jorge Petrillo, para que declinara en la línea de sucesión dejando expedito el camino para que Katz asumiera el 1º de marzo del 2002.

Con mucha razón el “Tano” Aprile acuñó una frase histórica “El único que se fue, fui yo”. Si se repasan los protagonistas y los actores de reparto, resultó tal cual. A Pulti sus ansias se lo llevaron puesto y en el 2003, Daniel Katz ganó la intendencia, superando a Gustavo Pulti. El actual intendente en lo que creía su hora electoral, fue más allá de lo permitido con sus finanzas quedando muy comprometido.

Katz, con el 45 % de los votos, retuvo el poder político a través de la constitución de lo que se denominó El Frente, radicales más muchos independientes, además supo tender puentes con el kirchnerismo incipiente en el 2003, superando al ingeniero Mario Dell Olio quien fue por el Partido Justicialista. El hoy titular de OSSE dijo haber sufrido la traición de Juan Garivoto, en su aspiración a convertirse en intendente.

Dell Olio y Gustavo Pulti, entraron revoleando la cola, en un empate técnico con menos del 20 % de los votos. La frustración de Pulti fue dantesca. Un fracaso que supo absorber y convertir en su pobre pero suficiente 33 %, que lo llevaba ahora si al sillón principal de Yrigoyen 1627.

Este somero contexto histórico, es necesario e importante recordarlo. La invitación a CFK a inaugurar el CEMA, tiene muchas enseñanzas de ese itinerario político de Pulti. El intendente con su carta pública a Balcarce 50, envió una señal de cómo jugará, y no trepidó en ir por la última fuente de vituallas que le den gobernabilidad tres años más, y de cara a unas elecciones legislativas en el 2013, en las cuales se definirán algo más que bancas, sino la propuesta del modo en el que quieren y pretender vivir los argentinos, que se expresen en las urnas.

Pulti ha pulsado cómo comenzó a girar la veleta de los vientos políticos, todo un experto según la cronología anterior (2001-2007) pero para ese entonces, ya era un ex combatiente con unas diez batallas libradas, desde 1983.

¿Dónde se para Pulti? En el 44 % de los de 33 % de los votos que obtuvo en 2007. ¿Por qué en el 44 %? Porque fueron votos que lo favorecieron a él, y que provinieron de quienes también había votado a Elisa Carrió a presidenta de la nación. Hay una porción del electorado marplatense, que muta hacia un lado y hacia otro, nunca hacia el peronismo y tampoco al kirchnerismo, hasta Mario Roberto Russak ganó en el 1995, más nunca al peronismo, cuando les hizo falta llamaban a Juan Garivoto, lo cual era prácticamente lo mismo. Pulti sabe muy bien que entre 2007 y 2011 ha conservado un porcentaje importante de esa calidad de electores.

Debido a ello, es la movida del intendente Pulti. Sabe que ya no tiene retorno o es el Proyecto Nacional o Popular que manifiesta “integrar” o la puerta de salida a su definitivo ostracismo político, no sin escozores ni traumas profundos. Por eso jugará a fondo, sino está liquidado, jugado y sin fichas. No sería raro, por lo menos, verlo  convertido en una fanático de La Cámpora.

 

Jorge Elías Gómez

[email protected]

3 Comentarios

  1. PULTI ES EL DIABLO??

  2. jajajaa Jorge que lucido analisis.Que pobreza tiene la política de Mardel.En un mundo cada vez mas complejos,adonde las soluciones políticas requieren de pensamiento sofisticado,formación de dirigentes ,administración transparente,austera,moderna y sobre objetivos claros y consensuados nosotros tenemos a este payaso que es acomoda para adonde calienta el sol( te olvidastes de decir que en marzo del 2007 era candidato de lavagna y que fue candidato en la lista de Rousack!!!) que hoy se haga el Cristinista y luego camporista no me extrañaria.Lo extraño es la actitud pasiva e irreflexiba de nuestros conciudadanos.Nuestro intendente da verguenza.

  3. PIPI Argento : Pulti y ccia son unos vivos de cuarta y los marplatenses unos comodos que miran para otro lado.No lo demonicemos,es un emergente de nuestra sociedad y nuestra clase política no vino de Francia o en OVNI ( auqnue este parece un marciano).El problema es la falta de conciencia y seriedad con que elegimos y analizamos los problemas de la política.Una sociedad adormecida no se hace cargo y deja en manos de estos políticos ineptos y a veces corruptos( la ineptitud en cargos publicos es una forma de corrupcion)-Pulti a la larga será fagocitado por la cosecuencia de us actos o tal vez sobreviva escapandose antes de tiempos ,pero los problemas que quedaran seran peores y de mas dificil solución y mientras tanto buscaremos al iluminado de turno que cargue sobre sus espaldas la responsabilidad de una solución mágica-Pulti es un espejo adonde debemos mirarnos como sociedad al igual que paso con Menen o con Cris.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*