Ciudad

Trabajan en emprendimientos solidarios y electricidad segura

Solidarios. Así son los emprendimientos que se desarrollan en el Monte Terrabusi.
Solidarios. Así son los emprendimientos que se desarrollan en el Monte Terrabusi.

Fueron presentados nuevos emprendimientos solidarios llevados a cabo en la zona del Monte Terrabusi: en este caso, uno de reciclado de plásticos y otro, de construcción de bloques mediante la compactación de deshechos de materiales plásticos. Esta iniciativa cuenta con el patrocinio de la empresa EDEA, representantes de la Facultad de Arquitectura y profesores y alumnos de la Escuela de Educación Técnica N° 4.

Esta es la cuarta edición del proyecto iniciado en 2006. En esta ocasión, además de las entidades mencionadas, participó el Banco de Microcréditos para Emprendimientos Sociales Grameen, conocido popularmente como el “banco de los pobres”.

Los alumnos de la Técnica Nº 4 tuvieron a su cargo el asesoramiento y supervisión de los trabajos para dotar de suministro eléctrico a dichas instalaciones. EDEA proveyó todos los materiales eléctricos y financiará el consumo eléctrico que registren los emprendimientos en los primeros meses, para permitir que los mismos se consoliden operativamente.

El gerente general de EDEA, Juan José Mitjans, reconoció que “para nuestra compañía es una gran satisfacción ser parte de esta iniciativa, pues desde que iniciamos nuestra actividad intentamos no sólo brindar una buena calidad de servicio sino acompañar este tipo de emprendimientos que hacen a nuestra responsabilidad social como empresa”.

El proyecto ha sido denominado Mapa de riesgo habitacional y detección de capital humano y social, generado por el arquitecto Fernando Cacopardo de la Facultad de Arquitectura. El mismo se comenzó a implementar en el barrio Alto Camet hace cuatro años, con el apoyo de EDEA y con el fin de dotar de una instalación eléctrica segura a unidades habitacionales destinadas a familias en emergencia.

Cacopardo expresó que “durante 2009 centralizamos nuestro trabajo en apoyar el desarrollo de estos dos emprendimientos productivos realizados a partir del compromiso y el trabajo de los vecinos del lugar”. Así se viene haciendo desde hace cuatro años mediante el trabajo mancomunado del sector público y el privado.

Para el arquitecto, “se ha podido avanzar con hechos concretos en un proyecto solidario que apunta a mejorar la calidad de vida de personas que se encuentran en estado de necesidad, o como en este caso, consolidar una alternativa de ingresos económicos que posibiliten el desarrollo integral de los vecinos que participan del emprendimiento”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*