Carta de Lectores, Ciudad

Toma de viviendas en el barrio El Martillo

logo en jpg

 

 

 

Mar del Plata, jueves 3 de octubre de 2013

    Nuestro reclamo:

Como es de público conocimiento  un fuerte temporal azotó a la ciudad de Mar del Plata en los últimos días. Esta situación dejó en evidencia las condiciones habitacionales en las que se encuentran vecinos y vecinas de algunos barrios de la ciudad. Varias familias de los barrios más perjudicados tuvieron que auto-evacuarse, con la ayuda de organizaciones sociales y vecinos y vecinas de los barrios más cercanos, sin ningún tipo de respuesta ni organización municipal. La situación de las familias evacuadas de Villa Evita es crítica. Sus casas fueron arruinadas por la lluvia y el viento y tuvieron que refugiarse en el Centro Integrador Comunitario del barrio el Martillo, ayudadas por organizaciones sociales, frente a la evidente falta capacidad de respuesta que mostró el Municipio.

Estas no son situaciones eventuales ni esporádicas. Las familias de Villa Evita, como tantas otras de los barrios anegados de la ciudad, padecen esta lamentable rutina de evacuación cada vez que hay tormentas o lluvias pronunciadas. Una vez más, el Estado municipal reaccionó tarde y mal. ¿Cómo es posible que una organización social haya evacuado 22 familias del barrio Villa Evita,  mientras en la sociedad de fomento del barrio San Antonio el Municipio asistía sólo a dos? ¿Cómo es posible que, ante las familias necesitadas de urgente evacuación, la respuesta de la Secretaria de Desarrollo Social, Alejandra Urdampilleta, haya sido: “no hay más lugar”?

Frente a esta situación, hemos decidido ocupar 12 viviendas que hace más de un año están desocupadas y abandonadas a medio construir en el barrio El Martillo. Una vez más, los fondos públicos aprobados para su realización fueron desviados a otros fines, aun cuando sabemos la urgente necesidad de vivienda que hay en nuestra ciudad y, principalmente, en nuestros barrios pobres. Por ahora, estas casas servirán de refugio para las familias afectadas por el temporal y que hasta hoy estaban siendo evacuadas en el Centro Integral Comunitario que funciona en el Barrio El Martillo.

No estamos dispuestos a esperar los tiempos eternos que los funcionarios proponen para atender nuestras necesidades. El derecho a la vivienda es un derecho constitucional que el Estado no atiende ni parece querer atender con la urgencia que amerita. El problema habitacional no se ve ni siquiera en la agenda de casi ninguno de los candidatos que participan de las próximas elecciones. Mientras ellos buscan sus bancas, nosotros seguimos padeciendo años y años de falta de planificación urbana y miles de millones invertidos siempre en las mismas zonas de la ciudad. Nuestros barrios están olvidados.

La paralización de obras destinadas a construcción de viviendas, en una ciudad en emergencia habitacional como la nuestra, debería ser considerada un delito; sin embargo, nadie paga por esto y los perjudicados somos siempre los mismos, los pobres de toda pobreza, los que no tenemos nada, los que vivimos en cada lluvia la rutina de la evacuación.

Nuestra problemática requiere de soluciones de corto plazo, para atender las urgencias, y de largo plazo, para resolver definitivamente la necesaria urbanización de nuestra Villa Evita.

Queremos una vivienda digna, un barrio digno, una vida digna. Creemos que no somos menos que nadie y merecemos una respuesta.

Por todo esto hoy exigimos:

1) Formación de un equipo de trabajo para actualizar y recuperar el proyecto de urbanización de Villa Evita aprobado por Ordenanza Municipal el día 28/10/2010 bajo el nombre de  Programa de Urbanización, Regularización Dominial, Mejoramiento Habitacional y Desarrollo |Social del asentamiento denominado “Villa Evita”, aprobado por la ordenanza Nº 19.994 y promulgado por decreto N° 2.292. Este proyecto, actualmente, se encuentra cajoneado desde hace tres años.

En este Equipo de Trabajo deben estar presentes representantes del Poder Ejecutivo, del Consejo Deliberante, Personal del Instituto Provincial de la vivienda, Técnicos y Profesionales aportados por el Movimiento 15 de Enero y familias representantes del barrio “Villa Evita”.

2) Materiales para recuperar las viviendas arruinadas por las lluvias para que las 22 familias evacuadas en el CIC puedan regresar a sus casas.

3) Los arreglos de las viviendas que fueron destrozadas por el temporal, serán realizados por los propios vecinos de Villa Evita. Solicitamos la entrega de un subsidio para solventar la mano de obra que requerirá realizar las obras.

Hace mucho aprendimos que los derechos no se mendigan, se conquistan. No estamos pidiendo más de lo que creemos se merece cualquier ciudadano de esta ciudad: una vida digna. Esperamos que el Estado municipal no siga negándonos esa posibilidad.

Apelamos a la solidaridad de toda la comunidad. Seguimos recibiendo donaciones de ropa (para menores y adultos), colchones, frazadas, calzado y medicamento en el Centro Cultural América Libre (xx de septiembre y San Martín) desde las 17 horas.

Los comentarios están cerrados.