Ciudad, Política

Tildan de autoritario a Pulti

Dicen en un comunicado:

“Es imposible tratar de evitar el paralelismo que existe entre la iniciativa de Restricción Horaria auspiciada por el oficialismo del Partido de Gral. Pueyrredón, y la Norma del año 1996 impulsada por el entonces Gobernador de la provincia de Buenos Aires, Dr. Eduardo Duhalde que intentaba, también autoritaria y de manera inconsulta, regular el horario de la nocturnidad”.

“ Tanto en aquel caso, como en este; los supuestos beneficios de su instauración, están vinculados a la seguridad y limitar el consume de alcohol. Pues bien, en 1998, cuando el sucesor de Duhalde, Carlos Ruckauf derogo la medida, las consecuencias de aquella caprichosa cruzada llamada “limites a la noche” o mas ambiciosamente aun: “ley seca”, había dejado a su paso un derrotero de errores, incoherencias, riesgos y costos sociales irreparables”.

 “A diferencia de lo pregonado (y como consecuencia de que en aquel caso, como en este, la medida era geográficamente discriminatoria) las calles se poblaron de jóvenes deambulando de una zona a otra –con el consecuente riesgo para ellos y sus familias- buscando bares y confiterías instaladas a pocas cuadras de las anteriores, pero en “zonas permitidas”. En aquel caso la línea de lo permitido y lo no permitido la trazaba la Gral. Paz. En el caso de Mar del Plata, el mapa es algo más complejo, aunque igual de inconveniente”. 

 “Como ya fue dicho, aun queriendo, es imposible tratar de evitar el paralelismo entre aquella Norma (ya derogada) y la “novedosa e inspirada” gestión del actual Intendente del partido de Gral. Pueyrredon:

INICIATIVAS DUHALDE – PULTI

 

En ambos casos la medida:

 

·        Elimina y condiciona de trabajo directo e indirecto.

·        Es Autoritaria y Discriminatoria.

·        Atenta contra la Libertad y la Seguridad de los jóvenes.

·        Es repudiada Política y Socialmente por el 85% de los encuestados.

·        Violenta la Seguridad Jurídica y Constitucional.

Esto traducido en algunos números es:

 

·        Entre empleados y familias a su cargo, más  de 2.000 personas se verían afectadas por la eliminación y/o condicionamiento de fuentes de trabajo (esto en temporada baja).

·        Más de 5.000 en temporada alta.

·        Cientos de jóvenes perderían anualmente su primera inserción al mercado laboral.

·        Miles de jóvenes serian obligatoriamente volcados a la vía pública en plena madrugada, con los consiguientes riesgos de seguridad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*