Arte y Cultura, Cine

Terror en suspenso

Por Cristian Ariel Mangini

Actividad paranormal 2 (Paranormal activity 2 / 2010 / Estados Unidos / 91 minutos)
Director: Tod Williams
Guión: Michael R. Perry, Christopher B. Landon y Tom Pabst, basados en el film original de Oren Peli.
Reparto: Katie Featherston, David Bierend, Brian Boland, Molly Ephraim, Seth Ginsberg, Sprague Grayden, Micah Sloat.
Sala y horarios: Cine Ambassador (todos los días: 16:10, 18:20, 20:20 y 22:30. Viernes y sábado también: 00:50. Sábado y domingo también: 14:05)

La mega sensación, el hype del momento, la referencia obligada te guste o no en el cine de terror es Actividad paranormal. No es una cuestión de calidad, ni siquiera de originalidad si uno pone al film en diálogo con la historia del cine de terror (ya que, después de todo, es un recurso que fue explotado numerosas veces), pero sí es de alguna manera una renovación generacional. Ante tanto gore expuesto por el “torture porn” que tuvo como principales referentes a la saga de El juego del miedo y a Hostel, y la falta de ideas en otros subgéneros del terror, Actividad paranormal significó un retorno, no sólo al terror paranormal sino a la creación del suspenso como elemento clave. En aquella película veíamos poco, muy poco, pero el suspenso y la tensión se iba advirtiendo en la desesperación de los personajes sin que tuviéramos que ver qué era lo que ocurría. Como si se tratara de un video colgado en You Tube por una pareja, éramos testigos de cómo la convivencia les resultaba cada vez más intrincada hasta el fatal desenlace. Allí, a diferencia de este caso, se emulaba la realidad porque los nombres y apellidos de nuestros protagonistas eran los mismos de los actores, por lo tanto quizá se pierda cierta ambigüedad que la película había logrado entre los ingenuos. Sin embargo, se habló de que es una película más completa, donde el recurso terrorífico funciona mejor en otro ámbito que es un hogar familiar. En esta ocasión, a partir de los famosos “extraños ruidos”, la familia en cuestión decide dejar una cámara filmando por la noche, para captar esa extraña presencia. Pero lo que se inició como algo anecdótico, se convierte en su peor pesadilla. Si les gustó la primera es un estreno obligado. Si no es así, quizá deberían darle la oportunidad a esta película que promete ser mucho más climática que la primera.

Todo un parto (Due date / 2010 / Estados Unidos / 94 minutos)
Director: Todd Phillips
Guión: Alan R. Cohen, Alan Freedland, Adam Sztykiel, Todd Phillips.
Reparto: Robert Downey Jr., Zach Galifianakis. Michelle Monagahn, Jamie Foxx, Charlie Sheen, Juliette Lewis, Danny Mc Bride.
Sala y horarios: Cines del Paseo (todos los días: 15:50, 18:10, 20:20 y 22:45. Sábado también: 00:55)

Todd Phillips es uno de los directores de comedia que más resuena actualmente, junto a otros nombres que se encargaron de refrescar lo que suele denominarse como la “nueva comedia americana”, un término que sirve para hablar de una serie de temáticas, construcción de gags y trabajo actoral que se extiende a varios realizadores y productores. Entre otras cosas hay una fuerte resistencia al mundo adulto, al aburguesamiento, a la pérdida de la juventud y hay una serie de referencias pop que se conectan culturalmente con cada generación. La cuestión es que el giro de la resolución puede tener varios matices e interpretaciones, que van desde la aceptación final de ese mundo adulto a la completa alienación. Pero la cuestión con Phillips, director de Aquellos viejos tiempos, es que logró consagrarse definitivamente con la comedia ¿Qué pasó ayer? Y desde ese entonces se esperaba con ansia su nuevo proyecto así como la eventual y anunciada secuela. En este caso la trama cuenta cómo Peter Highman es un padre primerizo que intenta regresar a su hogar luego de un viaje de negocios y tendrá que cruzar todo Estados Unidos para asistir al nacimiento de su primer hijo. Sin embargo, en el viaje tendrá que sufrir la compañía de un excéntrico compañero de viaje, el joven aspirante a actor Ethan Tremlay. Las cosas se irán complicando, y la vuelta a casa no será nada sencilla, en medio de hilarantes situaciones. Algunos dijeron que Zach Galifianakis fue lo mejor de ¿Qué pasó ayer?, y esta vez se encuentra junto a figuras como Robert Downey Jr. o Jamie Foxx, que saben explotar el registro de la comedia a fuerza de mantener un buen ritmo. Sin dudas, una de las recomendaciones de la semana.

Agora (2009 / España / 124 minutos)
Director: Alejandro Amenábar
Guión: Mateo Gil, Alejandro Amenábar
Reparto: Rachel Weisz, Michael Lonsdale, Max Minghella, Oscar Isaac, Ashraf Barhom, Rupert Evans.
Sala y horarios: Cines del Paseo (todos los días: 16:20, 18:55 y 21:45. Sábado también: 00:30)

A esta altura hay que hablar de un buen realizador que, al fin y al cabo, es bastante ecléctico. El español Alejandro Amenábar tuvo una opera prima (Tesis) donde lidiaba con el terror y el thriller con un presupuesto magro, luego se inclinaría hacia una producción de ciencia ficción con un fuerte contenido psicológico (Abre tus ojos), ingresaría en el mercado mainstream con una de terror con un excelente reparto (Los otros) para finalmente centrarse en un film más testimonial y comprometido desde el drama actoral (Mar adentro). Si ustedes creían que sería la hora de que se repita le erraron: ahora realizó una película épica con un reparto internacional entre figuras europeas y norteamericanas donde confluyen el romance y la historia. Sin dudas, el escenario de la antigua Alejandría y el ascenso del cristianismo en una batalla de ideas y religión, frente a la intelectualidad, despertará curiosidad más allá de si los hechos son o no “reales”. La cuestión aquí está en que es el tipo de películas que se deben leer como una alegoría histórica, a pesar de que haya espacios, personajes y eventos reales. El film cuenta que bajo el Imperio Romano las violentas revueltas religiosas en las calles de Alejandría alcanzan a su legendaria biblioteca. Atrapada tras sus muros, la brillante astrónoma Hipatia lucha por salvar el patrimonio del Mundo Antiguo, con la ayuda de sus discípulos. Entre ellos, los dos hombres que se disputan su corazón: el ingenioso y privilegiado Orestes,  y el joven esclavo Davo, que se debate entre el amor que le profesa en secreto y la libertad que podría alcanzar uniéndose al imparable ascenso de los cristianos. Sin duda, es un cine que aparece muy ocasionalmente, y quienes se hayan agotado de las miniseries del cable tienen aquí en el cine una buena alternativa.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*