Ciudad, Información General

Tandil tuvo una ocupación hotelera del 85 %

Desde el sector turístico se mostraron conformes con el nivel de ocupación, que rondó el 85 por ciento, en estas vacaciones de invierno. La mayor parte de los visitantes prefirió estadías cortas, de entre tres y cuatro días.
Hugo Arrieta, presidente de la Asociación de Cabañas de Tandil, evaluó que las vacaciones de invierno fueron “buenas, sobre todo teniendo en cuenta las pocas expectativas que teníamos 10 o 15 días antes del inicio del receso escolar. Realmente, había una cantidad de reservas muy escasa por cierto. Por suerte, los últimos días se fueron generalizando muy sobre la fecha”.
Por su parte, Ernesto Palacios, el director de Turismo del Municipio, aseguró que “felizmente fue muy bueno, un poquito mejor de lo esperado, con un porcentaje muy alto de ocupación de todas las plazas, aproximadamente de un 85 por ciento”.
En diálogo con El Eco de Tandil, resaltó que “estuvo muy bien el sector de cabañas y un poco menos en hotelería, pero muy parejas las dos semanas”.
Asimismo, afirmó que “las reservas fueron a último momento y se esperaba eso un poco por el grado de incertidumbre que reina en el país por la situación económica. Llegó mucha gente sin reservas, un poco arriesgado pero felizmente se pudieron alojar todos y se dio que las estadías fueron más cortas, alrededor de los cuatro días. Esto generó mucha rotación, lo que favoreció al sector gastronómico”.

Menos días, más rotación

 Por otra parte, Arrieta detalló que no hubo reservas de seis o siete días, sino que la gran mayoría fueron de tres o cuatro días.

“Eso produjo un recambio muy importante, y quedaron algunos lugares libres especialmente la primera semana. Yo estimo que debemos estar muy próximos al 90 por ciento de ocupación teniendo en cuenta que en 15 días de vacaciones, al venir los turistas tres o cuatro días, es muy fácil que te quede entre cambio y cambio algún día libre. Que te queden dos días libres en 15 ya es más de un 10 por ciento de merma”, explicó.
Asimismo, señaló que “no han sido de las mejores vacaciones de invierno pero tampoco de las peores. Es decir, no fue tan bueno como en los últimos años pero en otras épocas hubo otras inferiores a ésta. Yo creo que en general es una buena temporada de vacaciones”.

 

Próximo fin de semana largo

Con respecto al próximo fin de semana largo de agosto, tanto Arrieta como Palacios coincidieron en que hay muchas consultas y algunas reservas. Además, se mostraron optimistas de que habrá un buen nivel de ocupación.

Palacios puntualizó que “hay un nivel de consultas altísimo y en algunos casos ya hay reservas. Somos realmente optimistas porque venimos bien, sin fracasar en ningún fin de semana largo del año”.
Empero, aclaró que “debemos tener previsto que ha aumentado mucho la oferta, así que a lo mejor no llegamos a una ocupación de un ciento por ciento pero igualmente va a ser alta de acuerdo al nivel de consultas que tenemos”. u
“Los paseos estuvieron colmados de gente”

Ernesto Palacios destacó que “el tiempo ayudó muchísimo porque se pudieron hacer las actividades al aire libre, los paseos estuvieron colmados de gente, se desarrolló todo con normalidad. Felizmente, los espectáculos anduvieron muy bien. En su mayoría los turistas fueron grupos familiares con muchos chicos, un turismo muy tranquilo”.

“Todos los paseos fueron muy visitados, el nuevo Parque de Aventura Rancho de Popy anduvo muy bien, mientras el clima lo permitió y los días no fueron muy destemplados, hubo mucha actividad al aire libre, se usaron todos los servicios y paseos disponibles. Funcionó fantástico el tema del cine, hubo una programación adecuada para vacaciones de invierno y hubo varias ofertas ya clásicas como el Festival de Títeres y el de la Payasada. También hubo una actividad circense que funcionó muy bien”, sostuvo.
Por último, recalcó que no se trató de un “turismo invasivo, que alterara el normal desenvolvimiento de Tandil”.

 “No de las mejores”
Por su parte, Luis Cerone, el titular del complejo El Centinela, manifestó que “fueron unas buenas vacaciones, no de las mejores pero unas de las buenas para recordar. Hubo mucha gente, el tiempo acompañó, el gasto por persona fue normal para la época del año, que vienen familias con chicos”.
En cuanto a las actividades favoritas de los turistas, indicó que en primer lugar fueron las aerosillas, también las cabalgatas, rappel, tirolesa y paintball.
En el restaurante hubo “mucha hamburguesa porque es un turismo que viene en familia y tiene que acomodar el presupuesto. Además, los chicos están acostumbrados a comer hamburguesas”.
“En lo que es comida regional se vendió mucho ciervo y cordero patagónico, porque la gente nos identifica con un lugar de sierras y esas cosas les llama la atención. Cuando viene gente de Tandil lo que más se demanda es el asado”, indicó.

  

Fuente: Diario El Eco de Tandil

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*