Ciudad, Información General

SPI y TANDANOR crecen juntos

A fin de dar cumplimiento a las exigencias internacionales en materia de seguridad ambiental, la empresa nacional National Shipping sometió a tareas de modificación y adaptación a su Barcaza AR-01, dedicada al transporte de combustibles. Se trata de una empresa argentina dedicada al transporte de hidrocarburos, que integra el Consorcio de Cooperación Naviero  denominado “Argentina”, con un fuerte compromiso con el medio ambiente donde se desarrolla. Su importante flota se compone de buques tanques, barcazas y remolcadores.

La Organización Marítima Internacional (OMI), los convenios de navegación Safety of Life at Sea (SOLAS) y Marine Pollution (MARPOL), acuerdos a los que nuestro país ha adherido,  además de las normas de la Prefectura Naval Argentina (Ordenanza 13/2008), establecen los máximos estándares internacionales en materia de seguridad en la navegación. Las últimas enmiendas introducidas, referidas a la prevención de derrames y contaminación del medio ambiente,  redefinieron el calendario mundial a fin de acelerar la retirada progresiva de las embarcaciones monocasco, determinándose nuevos plazos para la más pronta adecuación de  las embarcaciones. Más de setenta países, cuyas flotas representan un 90% del tonelaje mundial, ya han ratificado estas normativas.

Las obras fueron realizadas en las importantes instalaciones de los Talleres Navales Dársena Norte (Tandanor),  reestatizado en el 2007 e integrante del Complejo Industrial Naval Argentino (CINAR). Consistieron básicamente en la construcción de un doble casco a fin de evitar derrames de hidrocarburos en caso de accidente o averías en la misma. El doble casco, precisamente, tiene la capacidad de absorber los impactos y proporcionar protección.

ASTILLEROS SPI S.A., por su parte, una empresa de origen nacional e integrante de la Asociación Bonaerense de la Industria Naval (ABIN),  aportó todo su know-how así como también  la confección de la ingeniería básica y de detalle, gracias a su reconocida performance y a su calidad de nivel internacional.

El Ing. Horacio Tettamanti, Presidente de ASTILLEROS SPI S.A, expresó: “estamos frente a un hecho concreto de la complementariedad entre el sector público y el sector privado que fortalece el gran potencial que tiene la industria naval argentina; un caso donde además el sector armatorial nacional ratifica su confianza en la calidad de la industria de nuestro país, en sus profesionales y en sus obreros navales; un ejemplo de que Argentina tiene aún un mercado interno propio dentro del sector naval que puede y que debe ser  desarrollado”.

Los trabajos de modificación de la Barcaza AR-01 forman parte de un programa que comprende además a la Barcaza AR-02, y al buque tanque Paraná I (ex Estrella del Paraná).

Para ASTILLEROS SPI esta nueva obra implica la continuidad metodológica de su trabajo en el diseño y construcción de éste tipo de barcazas, ya que entre el 2004 y el 2009 este astillero argentino construyó para el mismo armador seis (6) barcazas de doble casco para el transporte de hidrocarburos.

Como entonces, hoy se ha vuelto a cumplir con el compromiso de generación de auténtico trabajo argentino, con ingeniería, producción y mano de obra nacional, convencidos en el esfuerzo conjunto de los principales actores principales de la Industria Naval Argentina..

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*