Política

Sexo, mentiras y video: las razones reales de la salida de Lourdes Jiménez del equipo de Randazzo

Mucho se ha dicho sobre la salida de Lourdes Jiménez, una histórica colaboradora, del equipo de trabajo de Florencio Randazzo. Si bien puertas afueras se habló de diferencias “de gestión”, en el entorno del ministro del Interior y Transporte se sopesan algunas razones de tipo personal, más vinculadas a la vida privada de la contadora que al propio funcionario.

Hace unas semanas, este medio se hizo eco de las versiones sobre una pelea entre Randazzo y su fiel coequiper por la letra chica del sistema de contratación de puestos de DNI; de hecho, Jiménez ya se había enfrentado a su jefe por la contratación de proveedores de software a empresas cercanas por considerarlas “poco serias”, además de una supuesta recriminación por el fallido sistema de huellas digitales para aplicar el derecho de admisión en las canchas.

Sin embargo, las razones que motorizaron su salida del activo equipo randazzista serían otras. Jiménez era una funcionaria histórica del equipo del funcionario de Cristina Kirchner, a quien acompañaba desde que se desempeñaba como ministro de Gobierno bonaerense en la gestión de Felipe Solá. Como secretaria general de Administraciones, llevó adelante los trámites por las licitaciones en la Provincia y fue, en los hechos, la administradora real de los recursos de esa cartera.

Quienes recorren los pasillos de la Gobernación vinculan a Lourdes Jiménez con el supuesto manejo de “empresas fantasma” que, durante el gobierno de Solá, obtenían las licitaciones para las obras. De hecho, revelan en estricto off the record que muchos familiares de la contadora serían “recaudadores” del ministro.

Junto a su ex esposo Adolfo Herro, también contador y asesinado en Cariló en el año 2005, Lourdes Jiménez siempre fue una de las destacadas integrantes de la “mesa chica” randazzista, atravesando juntos un camino de más de una década. Más allá de los rumores de una supuesta relación sentimental entre ambos, la contadora contó desde el primer día con la estricta confianza del ministro.

Si bien se adujeron diferencias de gestión, los verdaderos motivos de la salida de la contadora del Ministerio del Interior obedecerían a prácticas de su vida privada, concretamente a sus adicciones. Según revelaron a NOVA fuentes del peronismo de la Provincia, Lourdes Jiménez sería adicta a la cocaína, a tal punto que se habría hecho costumbre que tomara drogas en su despacho de la Casa Rosada y que incluso le ofreciera a otros funcionarios.

Esa información, caliente, habría llegado a oídos de la Presidenta, que montada en cólera le habría ordenado al ministro el despido “urgente” de la funcionaria. Diplomáticamente se mencionaron entonces diferencias de gestión entre Randazzo y su principal colaboradora. Fuentes platenses con predicamento en Balcarce 50 indicaron que el tema resulta particularmente sensible para Cristina Kirchner, sobre todo por las versiones que involucran a su hijo, Máximo, con el uso de estupefacientes.  

agencia NOVA

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*