Deportes, Fútbol

Segunda CAIda al hilo

Cabeza gacha. Aldosivi perdió por segunda vez consecutiva. (Foto: El Atlántico).

Era acaso una prueba anímica para chequear como respondía el equipo al primer golpe después de una racha inolvidable de cinco victorias consecutivas. También la posibilidad de seguir asegurando puntos en casa para arrimar a los 50 puntos. Y la prueba frente a los siempre incómodos patagónicos dejó como saldo una derrota inapelable por la impotencia que exhibió Aldosivi durante buena parte del partido ante el prolijo equipo de Comodoro Rivadavia.

Avisó el Tiburón de entrada con una aparición furiosa de Velázquez en el area que no terminó en gol de milagro. Sin embargo la CAI comenzó a complicar por dinámica y por la habilidad del chiquitito Villafañez que, sin posición fija, se transformó en un problema para el fondo de Daniele. Con la visita buscando el arco de Campodónico y Aldosivi tratando de ser protagonista, se dio por varios tramos un interesante ida y vuelta. Aunque sin poder de fuego de un lado y del otro. Así y todo se dieron circunstancias como a los 18’ de dos llegadas en un minuto. Primero Piñero solo en el area no pudo ante el “1” del Tiburón.Y en la réplica, Velázquez buscó de afuera y casi sorprende a Capogrosso.

Con problemas para explotar los costados(una virtud del nuevo proceso del “gato”) el equipo de Mar del Plata cayó en los remates de media distancia para tratar de preocupar.Probó también un par de veces Frangipane y el arquero respondió sin fisuras.Asi transcurrió media hora de juego en la que Aldosivi mostró otra vez, ante la ausencia de Martínez, poco peso ofensivo pese a sus buenas intenciones. Cuando de una vez por todas pudo explotar los extremos, el equipo de Daniele generó dos posibilidades claras en un minuto. Fue sobre los 37’: primero lujo de Frangipane por derecha, centro y remate de Velázquez como “9” que encontró un desvío. Y en la siguiente, del otro lado, gran pase de D’ Amico para el ex jugador de Madryn que increíblemente no la pudo empujar al gol.

Los instantes finales, por presencia, precisión e inteligencia en la búsqueda, exhibieron lo mejor del equipo de Mar del Plata en el primer tiempo pero no alcanzó para lograr la ventaja antes del descanso.No pasaba nada en el complemento hasta que a los diez minutos la CAI se encontró casi de casualidad con el gol. González remató desde lejos, la pelota se desvió y le quedó con mucha fortuna dentro del área a Romero que punteando el balón ante Campodónico estableció el uno a cero para el visitante.Con la desventaja el Tiburón asumió riesgos y el trámite se abrió.Se expuso a cada réplica de los patagónicos pero no tuvo claridad durante buena parte del segundo tiempo para entrarle a un equipo que se aferró a la diferencia en el resultado. Faltando veinte minutos se la jugó Daniele y puso a Aguirre por Nadal buscando más juego y desequilibrio.

Aparecieron chances forzadas en pelotas detenidas por el orgullo y el empuje de Aldosivi. Pero la falta de ideas manchó de impotencia la ilusión y los intentos. En una contra la CAI decoró el resultado con un toque de Villegas en el final que trajo como lastre un susto grande: Campodónico quedó inconciente, se vivieron escenas de tensión, y afortunadamente no fue más que un mal trance. En una tarde definitivamente para el olvido.

(Fuente: Ahoraaldosivi.com.ar)

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*