Básquet, Deportes

Se vengó en tierras cordobesas: Peñarol derrotó a Atenas y es puntero de la liga

peñarol atenas copa de verano

En el partido correspondiente a la revancha de la “Copa de Verano”, el equipo marplatense se redimió de su caída en Mar del Plata y se quedó, en condición de visitante, con la victoria por 86 a 83. El cotejo también fue válido por la decimoséptima jornada de la Liga Nacional Básquetbol.

En la visita, Facundo Campazzo con 25 tantos fue el principal abanderado de la remontada en tierra cordobesa con un primer cuarto para el olvido. A pesar del triunfo, no le alcanzó con la diferencia de gol para doblegar al “Griego” quien se quedó con la copa.

En el amanecer del encuentro, el dueño de casa, salió decidido en la ofensiva y tomó, de manera rápida, ventaja de 11-6 en el marcador gracias a un imparable Walter Herrmann. En el “Milrayita”, Boccia constituyó la principal vía de ataque de un errático Peñarol que permitió, en todo momento, el avance cordobés. Con un triple en el final del primer segmento, Atenas se fue con una victoria parcial estableciendo la máxima de 14 (30-16).

En el arranque del segundo capítulo, “Peña” encajó un mini parcial de 8-2 y acortó la distancia a 8 (32-24) gracias a una merma en el rendimiento local. Cuando faltaban dos minutos para la conclusión de la primera mitad Atenas volvió a tomar una ventaja de 12 unidades (43-31) y encontró muy buenas ofensivas en la zona pintada con el foráneo Covile y Herrmann.

En el equipo orientado por “Tulo” Rivero, fue Campazzo quien se erigió como líder de la ofensiva visitante secundado por Weigand y Boccia. Así, Peñarol se mantuvo en el partido y se fue al descanso largo abajo por ocho (48-40).

Ni bien arrancó el tercer cuarto, la visita, se acercó a tan solo cinco tantos (50-45), con un Campazzo que no solamente se hizo dueño de las ofensivas sino que, además, se encargó de hacerle llegar la pelota a sus compañeros, Weigand y Sosa, quien aportó desde el banco dos triples, más uno del capitán del quinteto marplatense Leonardo Gutiérrez, para igualar las acciones en 60.

A partir de ese momento, el encuentro volvió a ser parejo y tuvo un desarrollo de punto a punto. La visita consiguió ponerse adelante en el marcador por primera vez en la noche 61 a 62. Finalmente, el dueño de casa se fue al último cuarto con una ligera ventaja de cuatro puntos (67-63). Atenas gozó de un buen inicio del segmento final que le posibilitó extender la ventaja a seis (73-67).

Pero el partido continuaba siendo equilibrado. Sin embargo, en el momento más inesperado, Peñarol se recuperó gracias a la aparición de un Leo Gutiérrez que, hasta ese momento, no había jugado uno de sus mejores cotejos y sacó una ventaja de cuatro (81-77).

Cuando faltaban 3 minutos para el desenlace estaban igualados en 83. Ambos equipos fallaron en sus respectivas posesiones pero, los marplatenses fueron infalibles desde la línea de sentencia. Antes de que sonara la chicharra, Labaque intentó un desesperado lanzamiento de más allá de la mitad de cancha que rebotó en el borde del aro y se perdió por el lateral.

A pesar de no haberse quedado con la “Copa de Verano” por la diferencia en el goleo con el triunfo de Atenas en el Polideportivo. Peñarol, sumó dos puntos muy valiosos en la lucha por el primer puesto de la tabla que lucha palmo a palmo con Regatas.

Los comentarios están cerrados.