Deportes

Se tomó la cerveza

Con entradas adquiridas hasta un día antes del segundo partido de la serie, el sábado pasado a las 19:30, el match entre Milrayitas y Cerveceros en Liga Junior iba creciendo en expectativas. Claro, el primer juego lo había ganado Quilmes ajustadamente y el local de turno estaba obligado a ganar para forzar un último y definitivo partido.

Globos, banderas y papelitos precalentaban el clásico y hacían vivir la previa como si fuera uno de la Liga Nacional. Un estadio de Peñarol repleto de gente tanto por dentro como fuera del mismo.

La hora del juego se acercaba y obligaba al público a pararse en la tribuna porque desde la parcialidad local seguía entrando gente. Por el lado de los visitantes, un nutrido grupo de familiares e hinchas quilmeños le hacían el aguante y esperaban con entusiasmo el cruce con el rival de siempre.

Además, varios integrantes de los planteles mayores de ambos equipos estuvieron presentes en los partidos: en el primero, por el lado de Quilmes, Esteban De La Fuente y Eduardo Dominé junto a Esteban López, Martín Muller, Nico Romano y Leo Peralta. En el segundo, por el lado de Peñarol, Tato Rodríguez, Marcos Mata y Raimundo Legaria.

Eran las 19:30 y unas 500 personas aproximadamente se daban cita al segundo partido.

De la mano de “Huevo” junior

Con Alejo Sánchez, hijo del “Huevo” (ex técnico de Quilmes), como el máximo anotador del partido con 29 puntos, Peñarol se adueñó del segundo encuentro al ganarle por 86 a 58 e igualó la serie en uno. Un clásico caliente dentro y fuera de la cancha que, con algunos roces y encontronazos, hicieron picar el juego.

El match había empezado muy impreciso para ambos equipos donde fallaban muchos tiros. Tal vez, el marco condicionaba a los jugadores y por eso se hacía muy hablado. Recién en el segundo cuarto el equipo de Osvaldo Echevarría logró sacar una buena diferencia, 49 a 33, y se pudo ir al descanso esperando el último tramo del juego más tranquilo.

En el inicio del segundo tiempo el partido no varió demasiado. Peñarol seguía dominando la pelota y hacía notar la experiencia de algunos jugadores de Liga Nacional, como Facundo Campazzo, más los aportes de la figura de la cancha: Sánchez.

Ni Maximiliano Iturrioz, figura de Quilmes con 29 puntos en el primer juego que se disputó en el estadio José Martínez, pudo revertir el resultado que, minuto tras minuto, se iba inclinando cada vez más a favor del dueño de casa.

Terminó el partido y bajo el aliento de los hinchas Milrayitas, Peñarol se adueñó del segundo cotejo por 86 a 58 y forzó un desquite.

La fiesta en casa

Parecía una final. Era el último partido para definir quién de los dos jugaría la final de la Liga Junior por la Zona Sur. Como en los anteriores partidos, había mucha gente y el duelo de hinchadas, con sus cánticos particulares, le daba un buen contexto al juego.

A las 17:30 estaba pautado el inicio del desquite. Peñarol intentaría revalidar su localía y Quilmes dar la sorpresa como visitante.

Después de un arranque a todo ritmo, el local sacó una luz de ventaja, pero los de Mariano Rodríguez no se quedaron atrás.

A partir del segundo parcial el marcador empezó a favorecer a los de Echevarría con Campazzo y Ruger en buena performance. Los 14 puntos de diferencia a favor de Peña al finalizar el primer tiempo, 45 a 31, no sacaban del partido todavía al Cervecero.

Al regresar del entretiempo, el partido se “picó” por algunos roces en la cancha y por el duelo de hinchadas en las gradas. A pesar de irse al último cuarto por la misma diferencia, 14 puntos, Quilmes no aprovechó sus oportunidades y Peñarol lo liquidó en las contras.

Compacto tanto en defensa como en ataque, el Milrayitas se apoderó merecidamente de la semifinal y se clasificó a la última instancia donde se enfrentará a Belgrano de San Nicolás.

Síntesis 1º partido:

Quilmes (70): Mauro Bazzana 2, Maximiliano Iturrioz 29, Dragan Capitanich 17 (X), Juan Rivas 6 y F. Aldama 4 (FI). Ezequiel Leones 3, Federico Cabezas 2, Juan Zariello 0 y Nicolás Cocciolone 7; DT: Mariano Rodríguez.

Peñarol (67): Facundo Campazzo 17, Alejo Sánchez 9 (X), Facundo Varela 12, Matías Ruger 18 y Leonardo Cañete 2 (FI). Agustín Apreda 7, Mauro Cerone 2 y Tomás Sirochinsky; DT: Osvaldo Echavarría.

Síntesis 2º partido:

Peñarol (86): Facundo Campazzo 14, Alejo Sánchez 29, Facundo Varela 17, Leonardo Cañete 6 y Matías Ruger 4(X) (FI). Mauro Cerone 2, Tomás Sirochinski 0, Agustín Apreda 10, Brian Pesoa 4(X), Franco Didio 0 y Tomás Pietrafesa 0; DT: Osvaldo Echevarría.

Quilmes (58): Mauro Bazzana 10, Maximiliano Iturrioz 15, Dragan Capitanich 10, Juan Rivas 9 y Federico Aldama 3. (FI) Nicolás Cocciolone 3, Federico Ferramosca 1,  Federico Cabezas 4, Juan Zariello 0, David Medojas 0 y  Ezequiel Leanes 3; DT: Mariano Rodríguez.

Síntesis 3º partido:

Peñarol (86): Facundo Campazzo 25, Alejo Sánchez 14, Facundo Varela 3, Leonardo Cañete 5 y Matías Ruger 20 (FI). Mauro Cerone 2 (X), Tomás Sirochinski 0, Agustín Apreda 9,  Tomás Pietrafesa 6, Brian Pesoa 0, Franco Didio 0 y  Leandro Mironczuk 2; DT: Osvaldo Echevarría.

Quilmes (56): Mauro Bazzana 7, Maximiliano Iturrioz 20, Dragan Capitanich 19; Juan Rivas 0 y Federico Aldama 4 (FI) Nicolás Cocciolone 4, Federico Ferramosca 1,  Federico Cabezas 1, Juan Zariello 0 y  Ezequiel Leanes 0; DT: Mariano Rodríguez.

Por Maxi Ibáñez

Los comentarios están cerrados.