Ciudad, Policiales

Se secuestraron más de 1100 blíster de medicamentos en dos comercios no autorizados

Enmarcado en la política de la secretaría de Gobierno tendiente a que se respete la normativa que indica que los medicamentos sólo se pueden comercializar en farmacias –y que preservan la salud y la vida de los vecinos- personal de Inspección General, a través del Departamento de Lealtad Comercial, junto al Colegio de Farmacéuticos, realiza controles en locales tipo almacén, kiosco o autoservicio a fin de detectar si comercializan fármacos.

En ese sentido, este lunes se detectaron dos locales que no respetaban esta norma en diferentes barrios de la ciudad. En total, se secuestraron 1157 blíster de diferentes medicamentos como antibióticos de venta bajo receta, antidepresivos, antiestamínicos, aspirinas, y calmantes, entre otros.

El primero fue el polirrubro con cabinas telefónicas ubicado en Córdoba 3308, donde se secuestraron 469 blister de medicamentos varios. El segundo lugar fue el polirrubro con dependencias de fiambrería y despensa sito en Fortunato de la Plaza 2458, del que se secuestraron 688 blister.

Cabe señalar que, a fines de septiembre, la municipalidad y el colegio profesional profundizaron los procedimientos a fin de que se cumpla con la ordenanza 7124 que prohíbe la venta de medicamentos fuera de las farmacias.

Este tipo de comercios es el único lugar habilitado para la recepción y entrega de medicamentos. No hay otro lugar habilitado a tal fin. El farmacéutico tiene título universitario habilitante y está capacitado para manejar desde el sobrecito de las sales digestivas hasta el medicamento más complejo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*