Ciudad

Se registraron dos robos protagonizados por menores

Dos hechos delictivos registrados esta mañana en la zona céntrica de la ciudad fueron protagonizados por menores, indicaron fuentes de la Departamental de Policía. En uno de ellos, tres jóvenes asaltaron un polirrubro ubicado en Luro y Salta, mientras que otro precoz delincuente se llevó la recaudación de una panadería en Libertad e Independencia.

El robo en el polirrubro tuvo sus particularidades, informó el titular de la Comisaría Primera, capitán José María Acosta. Los tres delincuentes ingresaron al comercio y mediante acciones intimidatorias redujeron a los clientes y al personal, fugándose con la recaudación.

Sin embargo fueron observados por una mujer que iba a ingresar en el local, quien se comunicó con el 911 y alertó a las autoridades policiales, que organizaron un operativo para dar con los malvivientes. Fue un vecino que indicó que los prófugos habían tomado un colectivo de la línea 591 en avenida Independencia.

Según explicó Acosta a LU6, el vecino había visto a un menor que llevaba una gran cantidad de dinero en la mano y que se había subido al transporte. Posteriormente se logró detener el micro en Independencia y Brown para proceder a la detención de los asaltantes.

Si bien los sujetos intentaron escapar, la puerta trasera del colectivo estaba cerrada por acción del conductor. En poder de los delincuentes se encontró la suma de dinero sustraída y se comprobó que uno de ellos tenía 18 años, mientras que los otros dos eran de 16 y 12.

Precisamente el de 12 años era el que llevaba el dinero en la mano. Realizadas las requisas correspondientes, no se encontró en poder de los detenidos ningún arma de fuego. Se señaló que el robo se había producido con violencia verbal y por eso las víctimas no pudieron determinar si tenían armas o no.

Mientras tanto en otro hecho que no tuvo tantas derivaciones se registró en la intersección de las avenidas Libertad e Independencia. Allí, un menor de 13 años ingresó, amedrentó a la empleada y logró hacer con la recaudación para posteriormente fugar.

No obstante la empleada presionó una alarma que alertó a trabajadores de la panadería que estaban en otro sector de la planta, quienes se comunicaron con la Policía. Por eso, a las pocas cuadras, el delincuente fue capturado por los efectivos con el dineros sustraído en su poder.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*