Ciudad, Información General

Se podrá solicitar ser excluido de las bases de datos de empresas de telemarketing

Se abrirá un registro municipal denominado “No quiero que me llamen” Pretende evitar la recepción de mensajes de texto con promociones al celular. Los marplatenses se podrán anotar en la Oficina de Defensa al Consumidor con la sola presentación de la factura de su teléfono.

El Secretario de Gobierno del Municipio de General Pueyrredon, Marcelo Artime, mantuvo reuniones con el titular de la Dirección General de Defensa del Consumidor, Pablo Discala, con el fin de poner en marcha desde el próximo 1 de septiembre, el registro municipal denominado “No quiero que me llamen”. En el mismo, los vecinos de la comuna podrán anotarse para no recibir más mensajes de texto con fines comerciales, como promociones o supuestos premios ganados. En las reuniones también estuvo presente el Concejal Maximilianno Abad, impulsor de la Ordenanza aprobada en 2010 por el Honorable Concejo Deliberante.

En este sentido, Marcelo Artime señaló que “a través de este registro, la Oficina de Defensa del Consumidor hará las gestiones pertinentes para que el número celular inscripto sea bloqueado en todos los centros de telemarketing que realicen este tipo de envío”.

El Municipio dará plazo de un mes para que todas las empresas de telemarketing se pongan en contacto con la Municipalidad y así, posteriormente, estas empresas vayan actualizándose cada 30 días con la información del registro.

En caso de que alguna persona inscripta en el registro municipal continúe recibiendo estos mensajes, la empresa de telefonía celular que no bloqueara dichos envíos, será pasible de sanciones.

En este marco, el funcionario señaló que “este registro dará comienzo el próximo 1 de septiembre y, en primer término, el lugar de recepción de los vecinos será en la oficina de Defensa del Consumidor en calle Belgrano, aunque poco a poco, iremos abriendo otros lugares de inscripción en los distritos descentralizados municipales”, informó Artime, y agregó que “el vecino se inscribe y la vigencia en el registro es de 2 años, renovándose automáticamente por un período igual, salvo que la persona manifieste su intención de lo contrario. Por esto, si el vecino no lo quiere recibir nunca más, una vez que se inscriba, se renovará en forma automática de por vida”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*