Básquet, Deportes

Se lo sacó de encima

Leo Gutiérrez busca el aro. (Foto: Clarín).

Peñarol, luego de un primer tiempo parejo, comenzó a marcar diferencias para ganarle por segunda oportunidad en dos días a Obras Sanitarias, esta vez por 81-62, en el encuentro de la 7ma. fecha de la zona Sur de la Liga Nacional.

Después del gran partido jugado hace 48 horas en el Polideportivo `Islas Malvinas` de Mar del Plata, se esperaba un gran juego, pero los dos grandes protagonistas faltaron a la cita y brindaron un primer tiempo lleno de errores y muy pocos aciertos.

El segundo tiempo fue totalmente distinto al anterior, ya que de los dos equipos el que apareció y en toda su dimensión fue el `Milrayitas`, que con el trípode conformado por Martín Leiva (20 puntos y 10 rebotes, Leonardo Gutiérrez (18) y el debutante Kyle Lamonte (8), liquidó el pleito en el tercer segmento con un lapidario parcial de 35 a 12.

En el primer capítulo hubo mucha marca, con dos equipos desordenados y que no estuvieron acertados en la definición. Las dos figuras fueron Juan Gutiérrez (6 puntos), en el local, y Leiva (9), en la visita. Ese parcial lo ganó Peñarol por un apretado 16 a 15.

En el segundo cuarto, el campeón, con dos triples (Leonardo Gutiérrez y Sebastian Rodríguez), sacó 6 puntos de diferencia (21-15). Sin embargo, Obras no se entregó y con un Juan Gutiérrez colosal en los tableros, se colocó a sólo uno (24-23). Parecía que se lo llevaba el visitante, ya que logró distanciarse a cuatro puntos: 31-27. Pero con un doble y un triple de Carlos Schattmann, el local lo ganó por 32-31.

Peñarol apenas necesitó 3m30s para definir el partido. Metió un parcial de 15 a 2 y tomó una luz de 10 (42-32), ante un rival perdido y que apostaba al tiro de tres y fracasaba. Con la efectividad de Leo Gutiérrez (3 triples), Leiva, Lamonte, y la conducción de Rodríguez, logró imponerse por 66-44.

Los últimos diez minutos estuvieron de más, ya que Peñarol se dedicó a jugar, mientras Obras era presa de los nervios y de la impotencia por no poder vulnerar la cerrada defensa de los marplatenses para descontar las amplias ventajas. Peñarol dejó en claro que hoy por hoy es el mejor. Hace dos días venció al mismo rival por un doble en tiempo suplementario, pero esta noche confirmó su superiodidad, ya que lo dominó en el goleo y en lo táctico. Obras debe tomar este partido como un alerta, ya que no fue el equipo que impresionó muy bien en las primeras fechas.

Planilla del partido

Los comentarios están cerrados.