Ciudad, Información General

Se celebra el día 25; actividades

Los  actos se realizarán en la Parroquia Asunción de la Santísima Virgen, ubicada en Santa Fe 2982; y comenzarán a las 17 cuando se rezará un rosario meditando sobre el valor de la vida y la familia; a las 18 se celebrará la Santa Misa. Como acto solidario se recibirán camisones y toallones para las mamás internadas en el Hospital Materno Infantil.

Sobre el Día de Niño por Nacer

Esta iniciativa, fue instituida por el decreto nacional número 1406/98, que estableció el 25 de marzo, como Día del Niño por Nacer. La fecha fue escogida por ser el día que los católicos celebran la fiesta de la Anunciación, cuando Jesucristo fue concebido en el seno de María.

La primera celebración oficial del Niño por Nacer en la Argentina, se produjo el 25 de marzo de 1999. Al acto asistieron representantes de la Iglesia Católica y también participaron miembros de las iglesias ortodoxas y cristianas, así como líderes judíos y musulmanes

Por su parte el papa Juan Pablo II hizo votos “para que la celebración del Día del Niño por Nacer favorezca una opción positiva en favor de la vida y la promoción de la dignidad humana”.

Este año, los Obispos de la Conferencia Episcopal Argentina, han escrito una carta que se titula “Celebrar la vida desde el comienzo”, en ella expresan “Desde su nacimiento -el de Jesús- la Iglesia de Cristo entiende su misión en el mundo como una celebración, un anuncio y un servicio a la Vida. A lo largo de sus dos mil años de existencia promovió una cultura de la vida. Lo hizo a través de las obras de ayuda a los más necesitados, la educación de niños y jóvenes, el acompañamiento a los novios y a los matrimonios, la atención brindada a los ancianos, el interés por cuidar a los enfermos y de asistir a quienes están muriendo y muchas otras iniciativas orientadas a cuidar y promover la vida”.

Luego consideran “en continuidad con las enseñanzas de Jesús, sostenemos el valor de toda vida humana, pero nos sentimos especialmente llamados a cuidar y promover la vida frágil, expuesta o en riesgo. Por eso nos preocupa especialmente una de las etapas de mayor fragilidad, la del comienzo de la vida, frente a una mentalidad que disminuye la gravedad moral y jurídica del aborto. La celebración del día del niño por nacer debe invitarnos a la reflexión y al compromiso. A la reflexión sobre el valor de la vida y a un compromiso concreto con esta primera etapa vital tan importante. Cuidar a los niños y niñas por nacer implica en primer lugar cuidar a sus madres, promoviendo embarazos saludables, velando por la alimentación y la atención sanitaria tanto de la madre como de su hijo o hija.

Los comentarios están cerrados.