Ciudad, Información General, Política

Se agravó discusión con judiciales

Consideraron “insuficiente” la propuesta de aumento. Hasta el miércoles seguirá paralizada la Justicia

El conflicto salarial en la Justicia bonaerense pareció ingresar ayer en un callejón sin salida, luego de que la Asociación Judicial Bonaerense rechazara por considerar “insuficiente” el aumento de sueldos propuesto por la Provincia. Y en ese marco, resolvió intensificar las protestas con la paralización de actividades hasta el miércoles próximo.

La decisión fue adoptada anoche por un congreso que el gremio desarrolló en nuestra ciudad y que se reunió por casi 8 horas, donde si bien varias departamentales propusieron hacer una pausa en el conflicto y suspender las medidas de fuerza, la mayoría de los congresales votó por profundizar el reclamo. La decisión se adoptó en un encuentro que, según testigos, alcanzó un altísimo voltaje.

De esta manera, el sindicato resolvió que el lunes y martes se realicen asambleas con retiro de los lugares de trabajo, como así también cortes de calles y ocupación de edificios. En tanto, para el miércoles se dispuso un nuevo paro con movilización a Casa de Gobierno, en el marco de una medida de fuerza nacional convocada por la Federación Judicial Argentina.

La pulseada salarial que mantiene paralizados a los tribunales y que lleva ya 50 días, se inició luego de que la Provincia planteara un incremento salarial del 22% para las categorías más bajas del escalafón (hasta la 14) y del 21% para las más altas, que además serán incluidas en una recategorización.

Luego del rechazo gremial y el estancamiento de las negociaciones, el Ejecutivo resolvió ese incremento por decreto. En tanto, para los jueces dispuso una mejora promedio del 26%.

El sindicato decidió entonces profundizar las acciones de protesta con toma de edificios, paros y movilizaciones pero, ante una mediación de la Suprema Corte, se reanudó el diálogo con el Ejecutivo.

Así, la administración de Daniel Scioli modificó su propuesta salarial y elevó al 26% el aumento para las categorías más bajas, pero mantuvo el 21% para las más altas con la recategorización. El gremio reclamó que ese porcentaje alcanzara a todos los trabajadores, pero el Ejecutivo lo rechazó con el argumento de que ese segmento, con los ascensos, tendría aumentos superiores al 30%.

PARA TODOS

El gremio fundamentó su rechazo en que “sólo se discutirá una propuesta que apunte a beneficiar a todas las categorías”. Y añadió: “Nosotros separamos la recategorización del aumento, porque los ascensos eran un viejo reclamo y porque la diferencia de porcentajes hace que se achate la pirámide”.

Concretamente, insiste en que ese 26%, al menos, alcance a todos los empleados.

Ahora el conflicto quedó envuelto en un enorme interrogante, ya que anoche, voceros del gobierno provincial ratificaron la decisión ya anunciada: retirar la oferta de aumento mejorada, y dejar vigente el decreto con el que ya se liquidó el aumento de marzo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*