Ciudad, Política

Scioli y una ausencia que habla

Scioli montó el inicio de su campaña en la ciudad. La tomó y movilizó a su antojo durante enero. Fue llamativa su ausencia el último viernes en el acto en el Hotel Provincial, el gobernador prioriza su presencia en ese tipo de acontecimientos. ¿Fue un problema de agenda? ¿No se consultaron funcionarios nacionales y provinciales? ¿No era conveniente mostrarse juntos? El énfasis de Pulti, pidiendo por la reelección de Cristina, fue una pieza de brillante oratoria política, se discrepe o no, con esa posibilidad. ¿Por qué lo hizo?

De acuerdo a la información que puedo ser recavada, Scioli se encuentra en Italia por temas personales y además para la atención de su brazo ortopédico, fueron las explicaciones a las que pudimos acceder.

Pero el contexto, hace presumir alguna cuestión más de fondo, que suena a un desencuentro. Ese acto se pudo hacer el 4 de febrero, el 10, el 9 de marzo, en abril o en mayo, era lo mismo, la fecha es harta intrascendente.

La Casa Rosada y el sillón máximo de la Provincia, en la Plata, libran una pelea cada menos sorda por el tema de la inseguridad en el territorio bonaerense. Siempre fue motivo de discusión privada entre Néstor Kirchner y Daniel Scioli. El ex presidente medía la pérdida de votos por esa problemática.

– “Tengo las manos atadas”, dijo Scioli

– “Qué diga quién se las ata” lo apuró Néstor Kirchner en un acto público y premeditadamente lo ridiculizó. Scioli (como lo hizo siempre ante los K) puso la mejor cara de “Yo no fui”.

Este episodio fue debidamente retratado por toda la prensa. La muerte de Mariano Ferreyra, sumió a Néstor Kirchner en un profundo disgusto, pocos días antes de su muerte.

Las secuencias de estos capítulos de controversia no cesaron. Pocos días antes Scioli había comenzado a dar señales de diferenciación del matrimonio. A sus más estrechos colaboradores le indicó “Tenemos que prepararnos para todo” en obvia alusión a la presidencia de la Nación o a la reelección en la Provincia.

¿Cuál es el panorama actual? ¿Aguanta o no, una tregua entre CFK y Scioli hasta mayo como ha trascendido, para definir si ella irá o no por la reelección? Todo indica que casi todos tienen zapatos de plomo sobre el acelerador. A Scioli se lo devora el eventual crecimiento de Mauricio Macri, con el apoyo del mismo peronismo al que él apuesta para ganar en caso de ser el candidato. Macri no tiene nada resuelto en todo el país, necesita imperiosamente el aparato del peronismo federal o disidente del Frente Para La Victoria.

La cuña de las boletas colectoras desvela a Scioli, puede quedar estampado,  se mellan sus posibilidades y también las de muchos intendentes, pesos pesado del conurbano bonaerense, dueños de muchos votos, pero que pueden hacerlos perder con la idea de varias boletas con CFK presidenta 2011 – 2015.

Los siguientes datos resultan clave, son una espiral de discrepancias imposibles de mantener ocultas, todas apuntan a la controvertida relación entre la Nación y a la Provincia más importante del país.

– Baja en la edad de imputabilidad de menores, que enfrentó a Nilda Garré con Ricardo Casal.

La capacitación de policías de La Bonaerense, en EE.UU. dejando descolocado al canciller Timerman, objetado por Casal, es decir una prolongación del mismo Scioli.

–  Los asesinatos de dos jóvenes en el CEAMSE  de José León Suárez.

Hay otros hechos que se entrelazan y causan escozor, además de aumentar las sospechas y herir la confianza entre las partes. La Base de Morón con la carga de droga y las cuestiones de competencia, por el ámbito de las jurisdicciones. El asesinato del tesorero de la obra social del Personal de Maestranza. Una línea cargada de vasos comunicantes une todos estos hechos, que no dan lugar a una interpretación distinta: Cristina y Scioli se están comenzando a enfrentar. Son políticos y harán lo imposible para disimularlo, pero la política también es el mensaje de los gestos y las señales.

Puede ser que en horas, ambos vuelvan a estar juntos en la ciudad, pero estas referencias no deberían dejarse de tener en cuenta, para un futuro que está muy cerca en nuestros días.

Jorge Elías Gómez
[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*