Ciudad, Política

Scioli y Aldrey Iglesias siguen facturando

Como es conocido éstos y otros artistas, como Cacho Castaña, Palito Ortega y Ricardo Montaner, entre otros, formaron parte de las actuaciones. Durante las repeticiones con imágenes acabadamente profesionales (Scioli híper cuida todos esos detalles) se muestran profusamente los carteles con la leyenda Buenos Aires La Provincia Gob. Daniel Scioli, con fondo naranja (su color preferido) y letras negras.

El lugar es el Paseo Hermitage, donde está emplazado el escenario de Las Toscas, un espacio público concesionado (como el Paseo Hermitage) al empresario hotelero, gastronómico, propietario del multimedios La Capital, Florencio Aldrey Iglesias (alias Magnetito).

Paradójicamente éste es combatido por sectores kirchneristas, que libran la cruzada contra el diario Clarín, entre los que se debe incluir a la presidenta de la Nación Cristina Fernández de Kirchner, (ver La Capital del sábado 5) lo cual es de una incoherencia inusitada, si trasladamos los principios de la pelea entablada con el multimedios porteño, por el gobierno nacional. Lo cual indica con absoluta evidencia, que la cuestión de fondo es otra, estrictamente de negocios, entre las partes.

Volviendo al tema de los recitales (alrededor de 10) son material fresco para canales, que reiteran hasta el hartazgo los mismos programas, para llenar sus espacios, fundamentalmente los fines de semana. Esta realidad le permite a Scioli, usar centenares de veces las imágenes, donde aparece junto a Karina Rabollini, recibiendo obvias y cálidas devoluciones de los artistas, que disfrutan de un cachet generoso que paga la gobernación, por ende todos los bonaerenses que abonan los impuestos, en un año donde las campañas electorales están adquiriendo cada vez más volumen y despliegue.

En un ejercicio de impunidad muy pocas veces vista, con la audacia que les permite salir indemnes, se anuncia que se ganan espacios públicos de playa. Es la contra réplica porque saben que están rayando en el delito y buscan justificaciones políticas, usando a los empresarios de balnearios. Pero lo concreto es que el Paseo Hermitage y Las Toscas son lugares públicos, por los cuales el concesionario le cobra al Estado por su uso y alquiler.

Todo un verdadero despropósito de despilfarro de recursos económicos, que precisamente no sobran en una provincia, que debe recurrir al endeudamiento internacional, para no cerrar su ejercicio con déficit, más allá de las alarmantes carencias que sufren hospitales, escuelas, tribunales y policías.

Impávidamente se asiste a este grotesco. Los empresarios teatrales como Carlos Rottemberg y Javier Faroni, se deben quejar a través del diario La Nación, porque obviamente temen una represalia de Aldrey Iglesias o directamente les niega el espacio en su diario como una práctica monopólica, con aplicación de censura.

Carlos Sánchez, Cacho Garay, Sergio Gonal y Juan Acosta, expresaron su rechazo por la decisión política del gobernador Daniel Scioli, mientras que Rottemberg dijo que la actividad teatral cayó el 14 %, y todavía faltan febrero y marzo, vamos a ver cómo les dan los números al final de la temporada.

Jorge Elías Gómez
[email protected]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*