Opinión

Santa semana

Gerardo. Se parece a alguien…
Gerardo. Se parece a alguien…

Misterio.

Muchas cosas se dicen sobre la muerte de Michael Jackson. Ahora, su hermana es la que generó conmoción al asegurar que en verdad no murió si no que lo asesinaron para quedarse con su plata. Sí, lo que nadie quería. Al final la vida de Michael se convirtió en un… ¡thriller!

Botinera. Wanda Nara llevó a su pequeño hijo al zoológico y se sorprendió por la reacción del crío. “Valentino creía que los animales eran muñecos gigantes”, dijo. Bueno Wanda, no es la primera vez que engañan a alguien diciéndole que son muñequitos ¿no?

Orquesta. Hay un sacerdote sanador en Rosario al que cada año visita un millón de personas. Se llama Ignacio Peries y finalmente habló con los medios: “soy un instrumento de Dios”, dijo. Ahora que lo menciona, yo pensaba si el padre Grassi fuera un instrumento de Dios ¿cuál sería?… ¡una quena!

Diálogo. Cristina aflojó y ahora acepta dialogar con la oposición. Pero algunos se quejan. Gerardo Morales de la UCR dijo que esto pasa ahora “tras el mensajes de las urnas”. Bueno, imagino que una persona capaz de escuchar a las urnas hablar puede dialogar con cualquier cosa que se le cruce.

Nada que ver. Desde el Gobierno aseguran que por ahora no habrá aumento en los transportes. Bueno, otro motivo más para creer que en un plazo muy corto habrá finalmente un aumento de la tarifas de los transportes…

Inventito. Acusan a la presidente de Filipinas, Gloria Macapagal Arroyo, de inventarse una gripe A para esconder una entrada al quirófano y una operación de busto. Si es por inventar, Cristina es más inteligente: se inventó una gripe A para ocultar el resultado de las elecciones, la derrota en las urnas y la renuncia de varios ministros.

Curiosidad. El hijo de Tusam se va a meter en una cámara frigorífica a diez grados bajo cero durante varias horas en medio de la avenida 9 de Julio. Me contaron que lo hace para homenajear a su padre a una década de su muerte. ¡Caramba… justo que yo empezaba a creer que se trataba de un homenaje a Riquelme!

Zumbido. Hubo críticas desmedidas tras la mirada que le echó Obama al trasero de una colaboradora del presidente brasileño Lula. Bueno, hace dos semanas el tipo era conocido por matar una mosca de un manotazo y ahora lo complican con una piba que no parece ¡ninguna mosquita muerta!

Impresionable. Una de las mujeres con que se vincula a Berlusconi confesó que se negó a acostarse en la cama del premier italiano porque había otras dos prostitutas. “Las orgías nunca me gustaron y me habría encontrado en una situación desagradable”. ¿Desagradable? ¡Y resulta que acostarse con Berlusconi no le resultaba desagradable!

Calentose. ¡Qué carácter podrido el de Benedicto XVI! Resulta que lo recibió a Obama y se enojó cuando el presidente yanqui le dijo que quería charlar sobre el G-8. “¿El punto G? -dijo Benedicto a los gritos…- ese tema para el Vaticano… ¡no se puede tocar!”.

Ejemplos. El jefe de Gabinete Aníbal Fernández y el ministro del Interior Florencio Randazzo insistieron con que el Gobierno está interesado en hablar de todos los temas. “¿Quieren ejemplos?”, dijo el bigotón. “Bueno, Brazenas se equivocó en el gol de Vélez; creemos que la imitación de De Narváez fue la mejor de Gran Cuñado; qué terrible esta chica Jesica Cirio…”.

Machista. El ex presidente Néstor Kirchner aseguró que en las elecciones del 28 de junio fue víctima de la “vieja política”. ¿Vieja política? ¡No es manera de llamar a su mujer por favor!

Regalón. Un británico llegó borracho al aeropuerto de Palma de Mallorca y comenzó a regalar dinero sin motivo aparente. Dicen que estaba sucio y desarreglado. ¿Saben qué hizo la Policía española? ¡Lo agarró, lo metió en un avión y lo mandó de vuelta! La pregunta es ¿por qué? “Y bueno -me dijo un amigo español- a los europeos nos gusta que seamos nosotros los que les robemos la plata a los extranjeros, no que la regalen ellos alegremente”.

Miau. Echaron a un periodista de la RAI por decir que “cuatro gatos tienen la paciencia y el coraje de escuchar las palabras de Benedicto XVI”. Sí… ¡yo sabía que en algún punto el Papa y Sofovich se parecían!

Los comentarios están cerrados.