Información General

“San Juan Pablo II” es el nuevo nombre de la escuela de formación del Obispado

San Juan Pablo II escuela formación profesional

Días atrás se realizó el acto de imposición del nombre “San Juan Pablo II” a la Escuela Municipal de Formación Profesional n° 10, que funciona en el Obispado de Mar del Plata, con subsedes en los barrios 2 de abril, Las Dalias, Punta Mogotes y Villa Primera. Del acto participaron: monseñor Antonio Marino, obispo de Mar del Plata, la profesora Mónica Rodríguez Sammartino, secretaria de Educación Municipal, Marcelo Sulpizio, director de la escuela de formación profesional, y su vice director, Gustavo Cutropia, el presbítero Silvano de Sarro, presidente de la JUREC y otros directivos del ámbito educativo municipal. Hubo una gran concurrencia de alumnos y docentes de los distintos cursos que se brindan no sólo en el Pasaje Catedral 1750, sino también de los distintos barrios.

Monseñor Antonio Marino, expresó durante el acto, “siento una alegría grande al ver el crecimiento, la fecundidad de esta escuela de formación profesional. Tengo que agradecer, al director, a todos a los que trabajan activamente y a todos los que hicieron posible esta realidad. Me alegra, también, ver una representación nutrida y significativa de alumnos. Una de las cosas que más motivó al intendente de este proyecto fue, que sin bien la sede funcionaba aquí en el Obispado, el proyecto se abría a los barrios, tan alejados del centro y todo eso se fue concretando”.

Respecto a la imposición del nombre de este “gran papa”, nuevo santo de la Iglesia Católica, el obispo referenció, “Juan Pablo II es un nombre que emociona, por ser tan cercano en el tiempo, en el afecto entrañable que hemos sentido hacia él. Respecto al tema del trabajo, y nos dejó documentos de gran importancia: Laborem Exercens, sobre el valor del trabajo, Centesimus Annus y Sollicitudo rei sociales”.

Por su parte, Marcelo Sulpizio, director de la Escuela n° 10 San Juan Pablo II, manifestó “nos sentimos orgullosos, que esta escuela 10, gracias a las gestiones del Obispado y de la Secretaría de Educación municipal, pudiera llegar a los barrios con los cursos, desde aquí desde el centro que es un lugar clave y estratégico. El corolario de este trabajo, es la imposición del nombre San Juan Pablo II, a esta escuela”.

El vice director, Gustavo Cutropia, quien motorizó la idea de abrir subsedes en los barrios, agradeció a todos los que colaboraron para llevar adelante la iniciativa, y también a los que donaron equipamientos para la escuela. Destacó la ayuda de la familia Contessi, “que nos han donado grandes equipamientos y ha movido a 40 empresas del Puerto a colaborar con la escuela, a la organización Mar del Plata Forum y a muchos otros que colaboraron. Sobre todo quiero agradecer, a los docentes, y a los alumnos”. Asimismo Cutropia, destacó que la matrícula, en este 2014, superó los mil alumnos y señaló “seguiremos apostando porque hay muchos pedidos de otros barrios, vamos de a poco, pero hay mucha necesidad de formación profesional”.

Mónica Rodríguez Sammartino, secretaria de educación municipal, relató “me pone muy feliz, como católica, que la escuela se llame San Juan Pablo II, creo que es un homenaje merecido, así como la canonización”. También destacó del santo, “el compromiso por los jóvenes, sus orígenes y el trabajo por lograr la justicia social, con la posibilidad de elegir, como lo estamos haciendo desde las escuelas de formación profesional”. Finalmente manifestó “con el trabajo en equipo, es como se logran verdaderos resultados, lo público con lo privado, las empresas. Vamos a seguir abriendo sedes de la escuela 10 en los barrios, allá donde nos necesiten, allá intentaremos ir”.

Luego de las palabras, se realizó el descubrimiento de la placa que lleva el nombre de la escuela en la puerta del Obispado. Monseñor Marino la bendijo, y minutos después recorrieron, el aula de computación con el nuevo equipamiento y destacaron también el aporte de dos máquinas de coser overlock, y un proyector de última generación que fueron donados por el Ministerio de Desarrollo Social.

     

Oficina de Prensa | Obispado de Mar del Plata

Los comentarios están cerrados.