Ciudad

Ruralistas ahora piden que se “liberen” las exportaciones de carne

Aceituno. Ese fue el nombre que los integrantes de la Sociedad Rural de Mar Chiquita eligieron para que siga conduciendo sus destinos.
Aceituno. Ese fue el nombre que los integrantes de la Sociedad Rural de Mar Chiquita eligieron para que siga conduciendo sus destinos.

Recientemente reelegido en su cargo de presidente de la Sociedad Rural de Mar Chiquita, el productor agropecuario Luis Aceituno aseguró que el sector tiene “que dejar de hablar de retenciones y liberar las exportaciones de carne, ya que somos el único sector de la Argentina que tenemos que pedir permiso para poder exportar”.

Durante la asamblea donde fue reelegido, además se aprobó la memoria y balance que arrojó un superávit de caso $ 150.000. Aceituno indicó que además se debe bregar por un mejor funcionamiento del ONCA y además hizo mención a una carta que le enviaron a Pedro Apaolaza con temas que “deben plantearse en el diálogo con el Gobierno”.

En relación a la apertura de las exportaciones, dijo que de no ocurrir esto “de nada servirá que se baje cualquier tipo de retención que por otra parte recién se podrán efectivizar el año que viene. Necesitamos soluciones ya”. Ese pedido, junto a la eliminación del peso mínimo de faena, es lo que le reclaman a Carbap que exija ante el Ejecutivo nacional.

Precisamente en esa nota elevada a la entidad ruralista, indican que “se ha agravado a la fecha, poniendo en riesgo la sustentabilidad de la cadena de pagos, el nivel de ocupación y la capacidad contributiva del sector. Este contexto se genera por la rentabilidad negativa de todas las actividades agropecuarias, que se está manifestando en un proceso de descapitalización creciente, afectando de manera directa la actividad comercial del partido de Mar Chiquita”.

Aceituno reconoció que la situación del campo “se va a agravando” y sumó este conflicto a otras cuestiones como la salud, la pobreza y la crisis internacional. El presidente de la Sociedad Rural de Mar Chiquita descree del diálogo que se ha iniciado “porque esta película ya la vimos varias veces” y resaltó que de cara al futuro “nos va a tocar todavía un tiempo complicado, con un clima adverso que nos jugó una mala pasada, con productores desfinanciados”.

Finalmente se refirió a su gestión al frente de la entidad marchiquitense donde, aseguró, “han sido dos años bastantes desiguales. Uno donde afianzamos la apertura de la Sociedad Rural. Y luego otro sumamente complicado con el tema del paro agropecuario de 120 días y que terminó con un año de lucha en las rutas con una de las asambleas más grandes que hizo Carbap”.

Los comentarios están cerrados.