Arte y Cultura

Rubén Juárez recordó el vínculo que tiene con la ciudad

Aprovechando su presencia en la ciudad con motivo de una serie de presentaciones en la Bodeguita entre el jueves y el sábado próximos, el bandoneonista y cantante Rubén Juárez recibió este mediodía en el recinto de sesiones del Concejo Deliberante la distinción de visitante ilustre. Se mostró “muy feliz” y reconoció: “¿a quién no le gusta recibir un premio?”.

Durante el acto, el artista recordó su relación con la ciudad y habló de sus primeras visitas allá por la década del 70. “Mar del Plata siempre ha sido un lugar de hallazgos, he ganado muchos premios. Toda la vida he venido, en los 70 venía a la Confitería París, después en el Pigalle hicimos una temporada de mucho éxito. Muchos recuerdos”.

Además de para recibir este premio, Juárez vino a la ciudad como parte de una gira. El jueves, viernes y sábado a las 20 se presentará en La Bodeguita -Castelli 1252-, junto con los músicos Patricio Quinteros (contrabajo), Fernando Romairone (batería), Luis Reales (piano y dirección musical). Este espectáculo permite una relación muy fuerte entre el público y el artista, ya que la elección de los espectadores es lo que va conformando la lista de temas.

Sobre los planes para después de estas actuaciones en Mar del Plata, Juárez bromeó: “los planes son vender este premio para ver si saco un moneda”, dijo en relación a la distinción de visitante ilustre. Pero luego amplió que se presentará en Rosario, Capital Federal junto a su hija, Montevideo y luego se va a Europa. “Un artista debe proyectar siempre”, sostuvo.

Con 40 años de trayectoria, el bandoneonista ha actuado con cantantes de los más variados estilos, desde Fito Páez y Raúl Lavie, a Joan Manuel Serrat ó Charly García. “El tango es respetado siempre y cuando vos lo respetes”, dijo y comparó el género con un caballo: “cuando uno sube a un caballo y le tenés miedo, el caballo se asusta y te golpea. Así es el tango, no es para todos”.

Los comentarios están cerrados.