Deportes

Rodeado de malas

Edwards se resbaló, quedó muy sentido en su rodilla izquierda y debió retirarse en el último cuarto. Podría ser grave. (Foto: caquilmes.com.ar)
Edwards se resbaló, quedó muy sentido en su rodilla izquierda y debió retirarse en el último cuarto. Podría ser grave. (Foto: caquilmes.com.ar)

El Cervecero no hizo un mal partido en defensa pero una vez más demostró que le cuesta mucho atacar bien. Entonces, con un goleo muy bajo (apenas 63 puntos), se le hizo imposible ante un rival que siempre manejó el resultado.

El comienzo del partido fue muy trabado. Es más: pasaron varios minutos hasta que se pudo romper el cero en el marcador. En ese lapso, se lucieron las defensas de ambos equipos y casi nadie pudo tomar tiros cómodos. Con el correr de los minutos, el local logró romper el hielo y empezó a sacar alguna ventaja con el extranjero Marcus Green (8 puntos) como principal referencia ofensiva. Quilmes, siempre corrió de atrás, pero logró mantenerse a tiro con algunas apariciones de Assie y Keep en la pintura.

En un contexto de bajo goleo como en el primer parcial, en el segundo empezó un poco mejor Boca y logró despegarse el tanteador. El Xeneize tuvo un muy buen trabajo defensivo y eso, sumado a algunas decisiones equivocadas de Quilmes en ofensiva, le permitió seguir arriba. Pero promediando el parcial, el Cervecero empezó a levantar su nivel. Ajustó la defensa, y la rotación le dio un buen resultado ya que tanto Nico Romano como Dragan Capitanich (4 puntos) entraron bien. Quilmes le respiraba en la nuca al Xeneize, pero en el tramo final del parcial, Boca volvió a escaparse. Fernando Martina (6 puntos) fue muy importante para el local, al igual que el ex Peñarol Gabriel Mikulas. De todas maneras, pese a sus errores, sobre todo el ataque, Quilmes se mantuvo bastante cerca.

El equipo de Esteban De la Fuente siguió prácticamente en la misma tónica en el tercer cuarto. Defendía bien, pero le costaba errores resolver sus ofensivas. Así, con un goleo muy bajo, empezó a perder terreno en el marcador. Porque Boca, sin ser una luz, empezaba a plasmar su superioridad. El Xeneize era sólido en defensa y en ataque siempre encontraba respuestas, sobre todo con el extranjero Green.

Un par de triples convertidos en el inicio del último cuarto, le dieron algo de esperanza a Quilmes. Pero fue sólo, ya que el equipo marplatense, a pesar de “quemar las naves”, siguió sin encontrar respuestas en ataque, y Boca, sin pasar sobresaltos, se aseguró la victoria.

(texto: diarioelatlantico.com)

Síntesis:

Aerochaco Boca  77

Nicolás Aguirre 13; Cedric Moodie 10; Marcus Green 20; Gabriel Mikulas 10 y Derrick Alston 13 [FI] Mariano Fierro 0; Nelson Ingles 5; Fernando Martina 6; Juan Orellano 0 y Sebastián Castiñeira 0.

DT: Pablo D’Angelo

Quilmes                63

Martín Muller 9; Carl Edwards 13; Facundo Piñero 6; Brian Assie 13 y Jason Keep 6 [FI] Nicolás Romano 3; Juan Cangelosi 7; Leonardo Peralta 0; Esteban López 3 y Dragan Capitanich 4.

DT: Esteban De la Fuente

Parciales: 15-11/ 31-24/ 53-40.

Árbitros: Roberto Smit y Rodrigo Castillo.

Estadio: La Bombonerita Luis Conde, Buenos Aires.

Los comentarios están cerrados.