Política

Reunión y catarsis de intendentes del oficialismo

DATA_ART_1945910

Deslizaron críticas a la Rosada y expresaron su inquietud por el curso de la economía

En un encuentro a puertas cerradas en San Vicente, una veintena de intendentes oficialistas de la Provincia sinceró por primera vez su preocupación por el curso de la economía y la situación política que afronta el gobierno de Cristina Kirchner. A manera de catarsis, los jefes territoriales trazaron un crudo diagnóstico de la coyuntura nacional y sus efectos sobre las gestiones locales.

Así lo revelaron a este diario fuentes comunales, las que además precisaron que el hermético encuentro tuvo lugar el jueves por la noche en la quinta 17 de Octubre, un enclave histórico del PJ bonaerense. Hasta allí llegaron intendentes identificados con el kirchnerismo, aunque en la más estricta reserva deslizaron fuertes críticas a la Casa Rosada, como no lo habían hecho nunca antes.

“El clima fue de velorio”, describió uno de los jefes comunales consultado por este diario, que también habló de cierta “desorientación” propia y de sus colegas frente al avance de la inflación y a la “debilidad” política que observan en la administración kirchnerista. Los intendentes se pusieron en alerta ante un posible freno de las obras públicas como consecuencia del aumento de los costos.

SORPRESA

También, para sorpresa de alguno de los presentes, varios intendentes cuestionaron el plan Progresar recientemente lanzado por el Gobierno, destinado a jóvenes del segmento “ni-ni”, porque a su criterio los 12.000 millones de pesos que insume el proyecto podrían haber sido utilizados para otro tipo de inversión pública, de “las tantas que son más prioritarias en este momento”.

Los jefes comunales que se dieron cita en San Vicente -entre ellos algunos del Conurbano y otros del interior provincial- también manifestaron su preocupación por la “ausencia de un interlocutor válido” con el Gobierno nacional, como en algún momento lo fue Néstor Kirchner y luego el ministro de Planificación, Julio de Vido. En ese rol no lo ubican al gobernador Daniel Scioli.

Ante este cuadro general, la mayoría de los intendentes que cenaron el jueves en San Vicente coincidió en la necesidad de “consolidar los territorios”, para hacerle frente a las gestiones locales hasta que se aclaren los posicionamientos de los principales dirigentes del peronismo de cara al recambio de 2015. “Ahora más que nunca tenemos que trabajar para adentro”, razonaron.

Los participantes del hermético encuentro fueron Daniel Di Sabatino (San Vicente), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Patricio Mussi (Berazategui), Francisco Echarren (Castelli), Gastón Arias (Coronel Brandsen), Gustavo Arrieta (Cañuelas), Mario Secco (Ensenada), Fernando Gray (Echeverría), Jorge Eijo (General Belgrano), Juan Carlos Caló (Las Heras) y Cristian Popovich (Madariaga).

Según se informó en un comunicado del municipio de Avellaneda, también estuvieron Julio Pereyra (Florencio Varela), Juan Veramendi (General Paz), Darío Díaz Pérez (Lanús), Alberto Gelene (Las Flores) y Gustavo Sobrero (Lobos), entre otros.

Aunque puertas adentro fueron varios los temas que despertaron la preocupación de los jefes comunales, como la proximidad de las paritarias salariales, en el comunicado se indicó que los intendentes “se juntaron en apoyo al proyecto nacional y al liderazgo de Cristina Kirchner”.

Fuente: Notibonaerense

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*