Ciudad

Reunión con la Defensoría del Pueblo ante crisis energética

ImageProxy.mvc

Este viernes 20 de diciembre, dirigentes de la CTA de la provincia de Buenos Aires y CTA Nacional, mantuvieron una reunión con representantes de ese organismo provincial para poner en común los análisis en tornos al problema energético y para avanzar en una agenda común que trabaje en propuestas.

Participaron de la reunión en la sede de la Defensoría del Pueblo ubicada en la capital provincial, José Rigane, sec. Nacional Adjunto de la CTA y sec. General del gremio Luz y Fuerza de Mar del Plata;  Fabio Basualdo, Subsecretario Gremial del mismo sindicato; y Hugo Godoy, sec. General Adjunto de ATE Nacional; que fueron recibidos por el Dr. Carlos Martiarena, sec. de derechos y garantías de la Defensoría del Pueblo de la provincia de Buenos Aires y el Contador Juan Carlos Tusolino, coordinador de la comisión de Servicios Públicos de dicho organismo que preside Carlos Bonicato. Antes, se preparó la reunión en la sede de ATE provincia junto al secretario General del gremio y responsable de la CTA bonaerense, Oscar de Isasi. 

Godoy calificó la reunión como “muy positiva”, e informó que : “Durante la reunión expresamos las preocupaciones que tenemos como Central de trabajadores y las propuestas que venimos sosteniendo desde hace años, de solución a una crisis que continúa por no atender las distintas propuestas del campo popular”.

“El objetivo de la reunión – agregó el dirigente-  fue presentar estas propuestas en la Defensoría y además acordar acciones en conjunto sobre este tema ya que somos depositarios de muchas denuncias y reclamos de nuestro pueblo, y por lo tanto es importante la realización de acciones comunes para la difusión y el esclarecimiento de los problemas, tanto de carácter nacional como provincial, como de responsabilidad de las empresas como de los estados, y también para promover propuestas  de manera unificada para que el gobierno bonaerense pueda presentar respuestas concretas, ya que más allá de la crisis estructural hay cosas concretas que se podrían hacer y que creemos que un accionar conjunto de la Central y la Defensoría podría movilizar respuestas del gobierno provincial y de las empresas prestadoras de servicios”.

Los  funcionaros  “estuvieron de acuerdo con realizar en conjunto acciones en la búsqueda de solución a esta crisis energética en la provincia, y promover la posibilidad de una reunión conjunta con Franco Laporta, responsable de una nueva área de Servicios Públicos que depende del gobierno Provincial” dijo Godoy. En ese sentido, se acordó una nueva reunión durante la primera semana de enero y los representantes de la CTA presentaron materiales de elaboración propia sobre la crisis energética.

José Rigane en tanto, como experto en la temática, explicó que  hay razones estructurales de esta crisis energética, que se viene denunciando desde FETERA y la CTA, pero que recién se toma conciencia de la dimensión de la problemática cuando “se apaga la luz”. El dirigente, señaló que aunque se hable de que las causas de los cortes estén en el aumento del consumo por el calor, esos son argumentos mentirosos, ya que “el consumo de energía se sabe que está repartido en un 32% por consumo de lámparas de iluminación, un 30% en heladeras y freezers, y el consumo de los aire acondicionado solo tiene una incidencia a nivel nacional del 8%”.  Echarle la culpa al consumo es evadir el verdadero problema que es la falta de planificación y de inversión en el sector. Cosa que no hicieron ni los gobiernos anteriores ni los 10 años de este gobierno, que en los hechos profundizó las medidas que se tomaron en la década del 90”.

“En este sector – agregó Rigane- se puede prever perfectamente lo que se necesita y se va a necesitar de potencia de acuerdo a la demanda, los cálculos se realizan a 10 o a 15 años, por lo cual no hay sorpresas para el gobierno”. Como ejemplo, el dirigente explicó que “ya se sabe que en el día más frío del año la demanda crece a 4.800 megavatios y en el día más caluroso la demanda crece a 5.000 megavatios. Por lo tanto las empresas tienen que estar preparadas para esto y el Estado debe garantizarlo”.

Para Rigane, fracasó el modelo de privatización y extranjerización de los recursos energéticos, y en considerar estos recursos “como mercancía”.  Como “es un bien social y es un recurso estratégico tiene que haber una política de Estado”, señaló el trabajador de la energía, quien agregó que  “habría que dejar de exportar petróleo, seguimos como hace dos siglos, que exportábamos el cuero de la vaca y comprábamos los zapatos. Ahora exportamos el petróleo e importamos combustible”.  Por lo tanto, Rigane considera que hay que dejar de exportar petróleo, y entre otras medidas, recuperar los recursos energéticos en manos del Estado. “Habría que ajustar las tarifas en función de los costos, y establecer políticas claras, de inversión” señala el dirigente.

Los comentarios están cerrados.