Ciudad, Información General

Repudio a presencia de buque inglés

Dice en el mismo:

“Ante todo, le quiero decir al Sr. Castro que está equivocado o por lo menos mal informado, ya que no fui yo, sino el Concejo Deliberante en forma unánime quién repudió la presencia del buque británico, como corresponde en democracia, y mi participación por el cargo que ostento como representante de los ciudadanos de General Pueyrredón, es a través de este cuerpo donde cada miembro presenta sus proyectos y estos son aprobados o no y según el número de acompañamientos este tendrá su peso político, administrativo o jurídico. Pero cuando la voluntad  e intención de sus miembros se manifiesta por unanimidad, con agregados al mismo, el resultado puede ser tildado de cualquier cosa, menos de temerario”.

“El proyecto de resolución presentado, esta sustentado pura y exclusivamente (como así lo hicieron saber muchos concejales de otros bloques) en el “sentido común”. Mas allá de las cuestiones administrativas y legales sobre la factibilidad de amarre de dichos buques en nuestro puerto, agravia el sentido común y mansilla el respeto que le debemos a nuestros veteranos y Caídos por las Islas Malvinas, que empresas nacionales como YPF, con la anuencia del Gobierno Nacional, contraten para dicha tarea, a empresas que operaran con buques de bandera y registrados en el Reino Unido”.

Mas allá de que los buques pertenezcan a una empresa Noruega, con tripulación noruega y que uno de ellos (el Norman Skarven) ostente registro y bandera Noruega, lo cierto es que el otro buque (el Norman Baltic) tiene registro y bandera del Reino Unido e ingreso a puerto con bandera de la Isla de Man, siendo esta una dependencia de la Corona Británica, cuya soberana es la Reina Isabel ll, encontrándose la representación internacional de la misma bajo responsabilidad del Reino Unido, y en este punto el Sr. Castro también está equivocado, ya que este cuerpo solo repudió la presencia del buque británico, nunca del Noruego, tampoco nada dice el Sr. Castro del otro buque que operara en la zona,  el Stena Drillmax, donde también su pabellón es del Reino Unido”.

La forma de defender nuestra soberanía, no es a través de mensajes altisonantes con agravios políticos como los que hemos escuchado últimamente, ni tampoco a través de mensajes en twiter, medio este predilecto de nuestro actual Canciller, para exponer sobre cuestiones diplomáticas. La soberanía se defiende sin prerrogativas ni tapujos y siempre de cara a la sociedad y con todas las fuerzas de la misma”.

Supongamos que el gobierno ilegitimo de las Islas Malvinas, decida realizar (como lo ha hecho) tareas exploratorias de petróleo en torno a las mismas, gracias al avance unilateral que viene llevando adelante precisamente desde la firma de los acuerdo de Madrid, durante el Gobierno Justicialista Menemista de los 90´. ¿El Sr. Castro cree sinceramente de que dicho gobierno autorizara a una empresa privada X a realizar esa tarea con buques de bandera Argentina, porque esta le aporta U$S 530 por día a el ente que controle Puerto Argentino?

Mientras usted aceptaba, sin mayores averiguaciones y con la mayor complacencia la permanecía de este buque inglés en nuestro puerto, los ingleses respondían a vuestra cortesía haciendo arrear el pabellón Argentino al velero Shaman (tripulado por dos turistas Argentinos) en Puerto Argentino, contradiciendo todas las leyes internacionales en vigencia, por el solo hecho de no generar “malestar” y “preocupación” entre los isleños.

Mientras el Reino Unido avanza en la zona con actos unilaterales, nosotros permitiremos que buques con registro ingles sean los que exploren nuestra indiscutida Plataforma Continental, mas allá de para quien operen.

En relación a sus pobres expresiones en relación a mi pertenencia política, tengo el orgullo de recordarle que represento un partido centenario referente de la democracia Argentina y que fue en la persona de Don Hipólito Irigoyen, en la que se inspiró el General Juan Domingo Perón, para crear el Movimiento Nacional Justicialista, para honrar en el disenso y en el consenso la democracia en este país.

Quiero aclararle que no fue una gestión de mi partido, la que entregó, a los capitales extranjeros, los recursos y las empresas estratégicas de nuestro país (entre ellas YPF), acto que no dudo si en tildar de temerario para no incurrir en el termino de traición.

En definitiva, la defensa de esos buques amarrados en nuestro puerto y su posterior operatoria en el Atlántico Sur, bien podría haber sido realizada por el Sr. Castro, en la casa democrática de nuestra ciudad, donde todos los sectores se encuentran representados, en el HCD”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*