Ciudad, Política

Regalarán a Pulti, calculadora y diccionario

Según Katz “esa Ordenanza, por iniciativa del propio Pulti se centró en limitar las alturas de los edificios en esas zonas, y ni siquiera advirtió que, por ejemplo, el anunciado proyecto para la Vieja Terminal… no las considera, ni respeta”.

 

“Le voy a regalar a Pulti una calculadora y un diccionario” fue la primera reflexión del concejal Carlos Katz respecto del impacto que la ordenanza recientemente sancionada tiene para el proyecto de la Vieja Terminal.

 

La Ordenanza sancionada en su artículo 3º, indica taxativamente que en el entorno inmediato (tan inmediato como la vereda de enfrente de la Vieja Terminal en calles Garay, Sarmiento y Las Heras) sólo se podrá construir hasta Planta Baja libre más 4 pisos.

En su artículo 5º establece que la altura de cada piso no puede superar los 3 metros. En síntesis, una simple cuenta indica que para preservar el barrio no se puede construir más allá de los  15 metros de altura. Y según anunció el Intendente, el Proyecto de la Vieja Terminal “sólo” tendrá 23 metros” sobre esas calles. “No vendría nada mal una calculadora…” ironizó Katz.

“Y ya que estamos un diccionario”, agregó: El artículo 6º de la flamante Ordenanza expresa “No será de aplicación en los distritos mencionados, bajo ningún concepto, incentivos o incrementos de altura por encima de los limites establecidos en la presente…”. ¿Qué entenderá el Intendente por “bajo ningún concepto”?, se preguntó el presidente de la Comisión de Obras y Planeamiento del HCD.

Como si esto fuera poco, tanto el Secretario de Planeamiento como el propio Jefe Comunal, le explicaron a la población que “sobre Alberti la altura del edificio llegará a los 26 metros, mientras que el campanario (reloj en realidad… no es una iglesia) tiene 27 metros de alto, por lo que no se superará la altura máxima de dicha construcción”. ¿Esperarán que aplaudamos? A mi criterio, que puede ser discutible, la altura a usar como referencia debería ser la del viejo edificio, no la de su torre, para que en verdad se logre una continuidad razonable en términos de tejido urbano. Y se cumpla con la Ordenanza sancionada hace dos días.

“O explican mal las cosas, o carecen de un criterio que dé alguna certeza técnica a las decisiones. Así estamos”, concluyó el concejal Katz.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*