Ciudad, Información General

Recordaron al primer Obispo de Mar del Plata a los 39 años de su fallecimiento

En el día del 39° aniversario del fallecimiento de Monseñor Enrique Rau, primer Obispo de Mar del Plata se realizaron dos significativos actos para recordarlo, los cuales fueron protagonizados por la comunidad educativa de la Escuela Huincó Monseñor Enrique Rau. La Santa Misa en la Iglesia Catedral fue presidida por Monseñor Juan Alberto Puiggari, actual Obispo de Mar del Plata, quien recordó la figura de su predecesor con admiración.

Los actos comenzaron con una procesión que se inició en la Plaza Mitre, en la esquina de la Avenida Colón e Hipólito Yrigoyen y arribó minutos más tarde a la Iglesia Catedral. Como gesto, también en el marco del Bicentenario de la Patria, alumnos, docentes y familias de la Escuela Huincó Monseñor Rau, trasladaron desplegada una bandera de 55 metros por las calles de la ciudad. “La bandera es parte del proyecto “Alta en el Cielo” y es fundamentalmente el fruto del esfuerzo de las familias que hicieron un aporte económico para comprar la tela y luego fue confeccionada por madres del colegio. En la misa será bendecida por el Obispo y luego la enviaremos a Rosario para que se sume a la bandera más larga del país que allí se está realizando” explicó Cristina Stanley, representante legal de la Escuela Huincó Monseñor Rau.

Una vez que la procesión arribó a la Iglesia Catedral y antes de comenzar la Santa Misa, el Obispo de Mar del Plata, junto a directivos de la Escuela, se dirigieron a la cripta donde descansan los restos de Monseñor Enrique Rau y allí dejaron una ofrenda floral mientras Puiggari ofició el responso.

“Como todos los años y como ya es tradición vienen aquí como colegio aquí para rendir homenaje a Monseñor Enrique Rau, primer Obispo de nuestra diócesis y de cuya iniciativa pastoral y su preocupación por los niños y los jóvenes nació esta escuela. Venimos para agradecerle a Dios por la vida y el ministerio episcopal de Monseñor Rau”, dijo al comenzar su homilía el actual Obispo de Mar del Plata. “La Iglesia es familia, y cada diócesis tiene un padre de familia; el primero de esta Iglesia local fue Monseñor  Enrique Rau, lo cual es una enorme gratitud a Dios por todo lo que significó. Podríamos definirlo como un Obispo del Concilio, vivió como testigo privilegiado de ese momento tan importante para la Iglesia y trató de que toda la diócesis entrara en el Concilio. Le damos gracias a Dios por su paternidad y por todo su rico ministerio pastoral” manifestó Monseñor Puiggari.

Luego el Obispo recordó a su predecesor diciendo, “al bajar a la cripta en el lugar donde sus restos esperan la resurrección, siempre me ha hecho pensar en su persona como la piedra fundante que inició la Iglesia de Mar del Plata. Este pequeño pueblo de Dios, tiene en la figura de Monseñor Rau su piedra fundamental. Le damos gracias a Dios y nos comprometemos a seguir todo lo bueno que él nos dejó y Dios nos ha dado por medio de su persona”.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*