Deportes

Quilmes volvió a caer, esta vez en Paraná

sio-qui-700x400

En el primer tramo del partido ambos estuvieron erráticos. Sin embargo, en tres minutos y medio de juego el local con una ráfaga triunfaba por 11 a 3. Concentración en defensa y aprovechar al máximo las ofensivas fueron algunas de las claves del buen momento del dueño de casa. La reacción de la visita no se hizo esperar, achicó la desventaja y se puso al acecho (13 a 11). Sionista tuvo algunas desconcentraciones defensivas y decayó demasiado en ataque. Mientras que Quilmes de a poco emparejó en las acciones y el marcador (17 a 16). Es más, a menos de un minuto con dos libres de Baxter pasó al frente y con un mejor cierre se quedó con el chico inicial (17 a 20).

Prácticamente sin gol, antes del primer minuto del segundo cuarto el entrenador local -Sebastián Svetliza- recurrió a Joshua Pittman quien retornó luego de su lesión. Su ingreso pareció una inyección anímica para el resto de sus compañeros y con un 12 a 0 Sionista volvió a comandar (29 a 20). En ese lapso se destacó el trabajo de Lucas Goldenberg en ataque. Promediando el chico los locales sacaron la máxima de 11 (36 a 25) en su mejor momento. Los visitantes perdieron la línea y claridad que habían mostrado anteriormente. Otra vez retornó la paridad y las conversiones fueron pocas. Esto fue a favor de los entrerrianos que se mantenían en ganancia (39 a 29). Pero en el epilogo del primer tiempo los marplatenses mejoraron (Walter Baxley imparable y 16 puntos) y su adversario sufrió de la irregularidad en su juego. Fue así que se fueron al descanso largo con Quilmes a la mínima y dejando todo más que abierto (40 a 39).

Un triple de Federico Marin permitió que el Cervecero pasara a ganar en los instantes iniciales del complemento (40 a 42). A los de la capital entrerriana les costaba mucho marcar en el aro rival, aunque mejoró en defensa. Era el momento del intercambio de gol por gol. Promediando el cuarto los locales seguían triunfando por uno (51 a 50). La temática del cotejo prosiguió de la misma manera por un largo período. Las buenas incursiones de Gabriel Mikulas permitían que su equipo siguiera en ganancia (61 a 56). Un par de errores del local hicieron que los aciertos de la visita lo llevaran a igualar en 63.

Las oportunas apariciones de Mariano Byró le dieron 5 de distancia al local (74 a 69) en tres minutos y medio de los diez decisivos. Aún restaba mucho y todo era cambiante. Con buenas defensas y corriendo la cancha Sionista se fue a 9 (83 a 74) a poco más de tres minutos y medio del final. Luego ambos erraron en varios avances y el cotejo ganó en emotividad. Lógicamente que el paso del tiempo jugó para el lado de Sionista que a 41 segundos y 4 décimas estaba arriba por 5 (83 a 78). Un muy buen doble de Mikulas cerca de la finalización de la posesión de los 24 segundos prácticamente selló la victoria para los entrerrianos.
Triunfo sufrido, pero que sirve para llegar al último encuentro motivado en casa.

Fuente: Infoliga

Los comentarios están cerrados.